Premiaciones Inmediatas Conseguidas

psicología [44], las ciencias políticas [45] y [46], la educación en lenguas extranjeras [47], la licenciatura en matemáticas [48], las ciencias de la computación [49], [50], [51], [52] y [53], la estadística [54] y [55], la matemática [56], y la sustentabilidad energética [57] y [58].

Asimismo, el diseño de estos productos gamificados tienen como objetivo promover la motivación, el compromiso, la satisfacción y los procesos cognitivos estudiantiles como factores transversales que afectan la relación enseñanza — aprendizaje [59], [60], [61], [62], [63], [64], y [65].

La mayor dificultad identificada en esta subcategoría se centra en el desconocimiento docente respecto al manejo de los lenguajes de programación, lo que se transforma en una oportunidad para la interdisciplinariedad donde ingenieros de sistemas, diseñadores gráficos, entre otros participan para la creación de este tipo de estrategias didácticas.

La gamificación, se reconoce como una estrategia didáctica que facilita el aprendizaje por parte de los estudiantes y la enseñanza en la posición del docente. En este sentido, se destaca la diversidad en las herramientas que permiten gamificar estrategias didácticas como es el caso de la implementación de videojuegos y juegos serios previamente establecidos o el poderlos crear mediante redes sociales, plataformas para la gestión del aprendizaje, plataformas para la gamificación propiamente dicha o mediante la generación de código fuente original.

En este aspecto, los retos son múltiples para las Instituciones de Educación Superior IES , que opten por la incorporación de estrategias gamificadas en el aula, debido a que se debe formular un plan de capacitación docente, que les permitan desarrollar las competencias necesarias para diseñar, crear e implementar productos gamificados.

Para lo cual, es indispensable que se desarrolle una buena caracterización de las herramientas con las que cuentan las IES, así como de las provenientes de la nueva inversión institucional.

A pesar, del primer acercamiento que se ofrece en este documento al caracterizar las herramientas digitales educativas para la implementación de la gamificación en el aula, este ejercicio se debe realizar de forma permanente, debido al desarrollo constante y avance de las TIC.

Por último, se sugiere como líneas de trabajo posterior, realizar investigación aplicada que pueda validar lo encontrado en esta revisión literaria, mediante la consulta de expertos en gamificación, o el análisis directo en la aplicación docente de las herramientas digitales para gamificación en educación superior.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Santiago de Chile: UNESCO. Llorens, F.

Gallego, C. Villagrá, P. Compañ, R. Satorre, R. Revista VAEP-RITA. Hernández, A. Monroy, M. Formación Universitaria. Pérez, E. Rivera, C. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Calabor, A.

Mora, S. Revista de Contabilidad, vol 21, pp. Revista de Innovación Educativa. vol 8. Grant, A. Health Information and Libraries Journal, vol. Gutiérrez, H. Montilla, R. Una reflexión sobre el uso de mundos virtuales en educación.

Sánchez, H. Avendaño, M. Sierra, J. Lara, C. Collazos, D. Montaño, B. Alfonso, J. Rodríguez, A. Torres ed. Innovación en la educación basada en las TIC. Bogotá: Manuela Beltrán. International Journal of Game-Based Learning IJGBL , vol 6, pp. Antonaci, F. Dagnino, M. Ott, F. Bellotti, R.

Berta, A. de Gloria, E. Lavagnino, M. Romero, M. Usart, I. Computers in Human Behavior, vol 51, pp. Santhanam, D. Liu, W. M Shen. Gamification of technologymediated training: Not all competitions are the same.

Information Systems Research, vol 27, pp. Revista de Filosofía y Ciencias, pp. Huang, T. Johnson, S. The Internet and Higher Education, vol 17, pp.

Huang, W. Wolf, S. Bott, I. Hernandez, L. American Journal of Pharmaceutical Education, vol 82, pp.

Cózar-Gutiérrez, J. International Journal of Educational Technology in Higher Education. vol pp Blevins, E. Kiscaden, J.

Medical Reference Services Quarterly, vol 36, pp. International Journal of Management Education, vol 15, pp. van Roy, B. Acosta-Gonzaga, N. Hanus, J. Computers in Human Behavior, vol 91, pp. Ding, E. Er, M. vol pp. Ding, C. Kim, M. Aldemir, B.

Celik, G. Computers in Human Behavior, vol 78, pp. The Internet and Higher Education, vol 33, pp. Hooshyar, R. Ahmad, M. Yousefi, M. Fathi, S. Horng, H.

Hu, W. Decision Support Systems, vol 53, pp. Kopcha, L. Ding, K. Neumann, I. TechTrends, vol 60, pp. Davis, H. Sridharan, L. Koepke, S. Singh, R. Journal of Computer Assisted Learning, vol 34, pp. Song, P. Ju, H. Hodgson, M. Wang, B. Vaughn, M. PRIMUS, vol 23, pp.

Aparicio, T. Oliveira, F. Bacao, M. Argueta, M. Education in the Knowledge Society EKS , vol 18, pp. Buckley, E. Interactive Learning Environments, vol 24, pp. de-Marcos, A.

Domínguez, J. Saenz-de-Navarrete, C. Kuo, T. Computers in Human Behavior, vol 55, pp. Aguilar, C. Holman, B. Game-inspired design. Games and Culture, vol 13, pp. Sáenz, L. de-Marcos, L. Fernández, C. Pagés, J. Hew, B.

Huang, K. Chu, D. Computers and Education, vol 93, pp. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, vol 17, pp. Journal of Media Practice, vol 16, pp.

Tan, K. Australasian Journal of Educational Technology, vol 32, pp. Kyeswki, N. Cornellà Canals, M. Estebanell Minguell. Campus Virtuales, vol 7, pp.

Gallegos, A. Tesar, K. Connor, K. Nurse Education in Practice, vol 27, pp. Computers in Human Behavior, vol 71, pp. Nebel, S. Schneider, M. Beege, G.

Tenório, I. Bittencourt, S. Isotani, A. Pedro, P. Computers in Human Behavior, vol 64, pp. Reid, D. Paster, S. Journal of Computers in Education, vol 2, pp. Soflano, T. Connolly, T.

Christy, J. Poondej, T. Australian Educational Computing, vol 31, pp. Ibáñez, Di-Serio, A. IEEE Transactions on Learning Technologies, vol 7, pp. Erhel, E. Fotaris, T. Mastoras, R. Leinfellner, Y.

Electronic Journal of eLearning, vol 14, pp. Sánchez-Martín, F. Cañada-Cañada, M. Thinking Skills and Creativity, vol 26, pp.

Rahman, S. Ahmad, U. vol 15 pp. de Freitas, M. de Freitas. Computer Science Education, vol 23, pp. Castañeda, M.

Computer Assisted Language Learning, vol 29, pp. Cuesta-Cambra, J. Nino-González, J. Comunicar, vol 25, pp. Las necesidades formativas con la introducción del Internet de las Cosas en el sector hotelero Alfonso Infante-Moro Departamento de Economía Financiera, Contabilidad y Dirección de Operaciones Universidad de Huelva Huelva, España alfonso.

infante uhu. Juan-Carlos Infante-Moro Departamento de Economía Financiera, Contabilidad y Dirección de Operaciones Universidad de Huelva Huelva, España juancarlos. Julia Gallardo-Pérez Departamento de Economía Financiera, Contabilidad y Dirección de Operaciones Universidad de Huelva Huelva, España julia.

gallardo decd. dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas que se toman en las empresas para la aplicación del Internet de las Cosas IoT dentro de éstas y, segundo, se va a estudiar la inferencia de cada una de estas dimensiones en la aplicación de esta tecnología en el sector hotelero de la ciudad de Huelva.

El análisis de este último paso permitirá que observemos las necesidades formativas creadas por la incorporación de esta tecnología en los hoteles de esta ciudad, y permitirá hacernos una idea de cuáles son esas necesidades formativas en el sector hotelero en general.

Resumen—La introducción del Internet de las Cosas en las empresas ha propiciado que se abriera un abanico de necesidades formativas en dicha tecnología y en todas las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas que se toman en las empresas para su aplicación dentro de éstas.

De esta manera, este estudio se centra en identificar cuáles son las necesidades formativas generadas por la irrupción de esta tecnología en el sector hotelero, la cual se encuentra entre las últimas tendencias tecnológicas de este sector.

Mediante revisión bibliográfica y encuesta, identifica estas necesidades, las justifica a cada una de las dimensiones que abarca el Internet de las Cosas en los hoteles y aboga por la creación de cursos o programas formativos adaptados a las necesidades reales de los hoteles y empresas con respecto a esta tecnología.

Como instrumentos para la recopilación de datos e información se utilizan el estudio bibliográfico para clasificar las dimensiones y la encuesta para determinar la inferencias de éstas. Esta encuesta se realiza a los hoteles de la ciudad de Huelva que poseen alguna estrella 7 hoteles.

Y la estructura de este trabajo, la forman una sección que intenta contextualizar la situación de las tecnologías y el uso del Internet de las Cosas IoT en los hoteles, otra sección que marca las metodologías utilizadas, otra que desarrolla los resultados alcanzados, y una última que concluye con las necesidades formativas creadas con la irrupción del Internet de las Cosas IoT en el sector hotelero.

Esto ha provocado que el uso de las TIC y todo lo que engloba este uso sean competencias demandadas por las empresas a los trabajadores [4] [5] y que, consecuentemente, los centros de formación hayan tenido que incorporarlos en sus programas de estudios, creando cursos específicos, titulaciones y másteres, por la necesidad formativa generada.

MARCO TEÓRICO El sector hotelero es uno de los sectores donde las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones TIC tienen mayor relevancia [8] [9] [10] [11] [12] [13]. Entre las tecnologías que se utilizan en las organizaciones de este sector se encuentran [14] [15] [16] [17]: ordenadores, Internet, correos electrónicos, software ofimáticos y decisionales, teléfonos, servidores de fax, inmótica automatización de la infraestructura , redes sociales, terminales punto de venta TPV , realidad aumentada, Internet de las Cosas, inteligencia artificial, drones, blockchain, robots, Las tecnologías que han ido apareciendo en la sociedad son innumerables, y son muchas las que tienen aplicación en el mundo empresarial, un ejemplo de esto es la aparición del Internet de las Cosas IoT por sus siglas en inglés [6] [7].

Esta aparición ha propiciado, como cualquier otra nueva tecnología, que se abriera un abanico de necesidades formativas en dicha tecnología y en todas las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas que se toman en las empresas para su aplicación dentro de éstas.

Y el uso de éstas se puede agrupar en 4 bloques de actuación diferentes [18]: - Gestión. Recoge todo el uso tecnológico referido a la operativa, la administración, la contabilidad y el área comercial.

Así, en este trabajo se estudian las necesidades formativas creadas por la incorporación de esta tecnología en el mundo empresarial, pero se acota el estudio a la incorporación de ésta al sector hotelero. Para ello, primero, se van a clasificar las.

Éstas son sólo algunas de las aplicaciones que provoca que el sector esté demandando trabajadores con perfiles capaces de desenvolverse en esta nueva tecnología, propiciando la apertura de un abanico de necesidades formativas en dicha tecnología y en las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas que se toman en los hoteles para su aplicación dentro de estos.

Recoge todo el uso tecnológico relacionado con la ofimática. Recoge todo el uso tecnológico relacionado con las comunicaciones locales entre los distintos departamentos del hotel y las comunicaciones externas entre el hotel y todo aquello que no está dentro de éste.

Así, este estudio se va a centrar en estudiar cuáles son las necesidades formativas generadas con la introducción del Internet de las Cosas en el sector hotelero y las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas que se toman en los hoteles para su aplicación dentro de estos.

Recoge todo el uso tecnológico referido a la automatización de la infraestructura. Algunas de estas tecnologías ya están implementadas completamente como son las de los bloques gestión, ofimática y comunicaciones y otras están en sus primeros pasos de implementación, pero ni mucho menos al cien por cien de sus posibilidades como son las del bloque inmótica.

METODOLOGÍA Los instrumentos para la recopilación de datos e información son dos: el estudio bibliográfico y la encuesta. Si nos centramos en estas últimas, podemos decir que son tendencias actualmente en los hoteles y que se están investigando para sacarles el máximo provecho, sobretodo a las que tratan la relación de la inmótica con la conectividad de los clientes, dirigidas a ofrecer una experiencia totalmente personificada en las estancias de los clientes [19].

El estudio bibliográfico se utiliza para clasificar las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas que se toman en los hoteles para la aplicación del Internet de las Cosas en sus organizaciones. Éstas son las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas según este informe: recopilar datos, protección de los sistemas de información, legalidad protección de datos , modelo de negocio, desarrollar mecanismos de conectividad, desplegar y configurar dispositivos y sensores, y definir aplicaciones y gestión empresarial.

De esta manera, la aplicación del Internet de las Cosas en los servicios que te ofrecen los hoteles se encuentra entre las últimas tendencias tecnológicas de este sector.

Esta tecnología será, según el Instituto Tecnológico Hotelero ITH , el factor más influyente en la personalización de la experiencia de los clientes, lo que ha hecho que se convierta en la tecnología por la que más hoteleros están apostando [20].

El Internet de las Cosas IoT no es más que un sistema formado por personas y por objetos o sólo por objetos que están conectados e interrelacionados con el fin de transferirse datos e información para que los objetos receptores acometan una acción, sin que el ser humano tenga que dar directamente esa orden de transferencia o acometer la misma, convirtiendo a los objetos en objetos inteligentes [21] [22] [23].

Y la encuesta se utiliza para determinar las inferencias de cada una de estas dimensiones en la aplicación de esta tecnología al sector hotelero de la ciudad de Huelva. Esta encuesta se realiza a los hoteles de la ciudad de Huelva que poseen alguna estrella 7 hoteles : 4 hoteles con 4 estrellas, 1 hotel con 3 estrellas y 2 hoteles con 2 estrellas.

Este dato servirá para futuras visitas del cliente, teniendo preparado sus preferencias en el minibar. El cuestionario de realizó en y las variables o preguntas que componen este cuestionario son 3 variables cualitativas, con preguntas categorizadas respuestas detalladas para elección : cuál es la importancia que los hoteles dan a las dimensiones del Internet de las Cosas IoT , cuáles son las dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas del Internet de las Cosas IoT en los hoteles y cuáles son las dimensiones necesarias y prioritarias a cortomedio plazo en el ámbito del Internet de las Cosas IoT en los hoteles.

ser consideradas por más hoteles como dimensiones que pueden ser críticas o muy críticas para sus organizaciones, el desarrollar mecanismos de conectividad y el desplegar y configurar dispositivos y sensores Figura 1. Figura 3. Dimensiones necesarias y prioritarias a corto-medio plazo en el ámbito del Internet de las Cosas IoT en los hoteles en Huelva.

Fuente: Elaboración propia. Figura 1. Importancia que los hoteles en Huelva dan a las dimensiones del Internet de las Cosas IoT. En el sector hotelero, las iniciativas respecto a dicha temática están enfocándose en todas y cada una de las dimensiones que abarca esta tecnología, aunque es cierto que algunas de éstas irán cogiendo más valor respecto a las otras en el corto-medio plazo.

A pesar de ello, es cierto que las necesidades formativas en todas las dimensiones es necesaria y que no existe un tratamiento específico al Internet de las Cosas cuando se estudian cada una de estas dimensiones en sus programas o cursos formativos.

Ahora bien, las iniciativas del Internet de las Cosas IoT se están enfocando en todas y cada una de estas dimensiones, sin sobresalir ninguna respecto a las demás Figura 2. Esto demanda que se creen cursos o titulaciones específicas sobre dicha tecnología y sus dimensiones, ya que a día de hoy existe escasez de oferta educativa específica en este entorno tanto a nivel nacional como internacional [27].

Eso sí, esos cursos o programas formativos deberían estar adaptados a las necesidades reales de los hoteles y empresas con respecto a esta tecnología.

Dimensiones hacia donde van dirigidas las iniciativas del Internet de las Cosas IoT en los hoteles en Huelva. Y estas iniciativas, van a seguir yendo encaminadas en la misma línea, aunque se incrementarán en las dimensiones: definir aplicaciones y gestión empresarial, desarrollar mecanismos de conectividad, protección de los sistemas de información y recopilar datos, ya que piensan que son dimensiones que irán cogiendo más valor respecto a las otras en el corto-medio plazo Figura 3.

Piñeiro, P. de Llano, y M. Infante-Moro, J. Infante-Moro, F. Martínez-López, y M. Cerezo Medina, y A. Mijares, y P. Figueroa-Domecq, M.

Segovia-Pérez, y C. Gonzáles Grández, Uso de las redes sociales como herramienta para la promoción turística de los hoteles.

Perú: Universidad Nacional de San Martín, Gallardo-Pérez, F. MartínezLópez, y M. Contreras, y G. Martínez-López, M.

GarcíaOrdaz, y J. html J. Martínez-López, y J. A pathmaking Journal, vol. Guevara, Informática aplicada al turismo. Madrid: Pirámide, html A. W6N9XJMzZTY V.

Usability and Accessibility Evaluation of the Virtual Campus of a Peruvian University through the Use of a Mobile Phone Cristhian Chanco Departamento de Ingeniería Pontificia Universidad Católica del Perú Lima, Perú cristhian.

chanco pucp. Ediber Diaz Departamento de Ingeniería Pontificia Universidad Católica del Perú Lima, Perú diazr. e pucp. Arturo Moquillaza Facultad de Educación Universidad San Ignacio de Loyola Lima, Perú miguel.

moquillaza usil. Freddy Paz Departamento de Ingeniería Pontificia Universidad Católica del Perú Lima, Perú fpaz pucp. The purpose of this research is to test the virtual campus of a Peruvian university through a heuristic set and automated tests that can provide the level of usability and accessibility.

The assessment was performed through the interaction with the virtual campus by the employment of a mobile phone. Abstract— Mobile phones are essential tools in modern life since these are used to perform several daily tasks. Because of this fact, companies are continually adapting their selves to reach a greater target audience when these services are offered by cell phones.

The educational environment has not been an external agent to the technological field. Digital transformation has forced to the Higher Education institutions to publish the most relevant information and services on their websites. For this reason, we present a case study where we apply specific heuristics in mobile devices adapted to the university environment and automated tests to obtain the level of usability and accessibility of the virtual campus.

The research was developed in the following way. First, a systematic literature review was carried out, in which several heuristic proposals oriented to mobile devices were examined [8], [9], [10], [11].

From a comprehensive analysis, the most appropriate guidelines for the evaluation of a virtual campus were selected. Then, the heuristic assessment of the portal was conducted, for which, different profiles of specialists were recruited.

Finally, the responses of the respective reports were analyzed and processed. Keywords—Human-Computer Interaction, User-Centered Design, Usability Evaluation, Usability Test, Mobile Interfaces. However, for the scope of the university websites and virtual campuses, the main purpose is focused on providing training and education through the use of various technological resources emulating academic life, sharing customized and sensitive information for all students.

For this reason, it is very important to increase the visibility and accessibility of all related content, in a way in which the student can carry out their desired activities in the shortest possible time [1]. The case study involved the evaluation of the intranet of a Peruvian private university, in which a heuristic evaluation and automated tests were applied to assess the quality attributes of usability and accessibility, respectively.

Literature Review As the first step, a systematic literature review was carried out. In this process, several research studies related to accessibility and usability were extracted. The purpose was to identify studies which describe the use of heuristics in the evaluation of educational software.

From the retrieved papers, those which did not have a relation with mobile platforms were discarded. Subsequently, after an in-depth analysis, a set of heuristics was selected considering its application degree to the assessment of a virtual campus.

Nowadays, mobile phones have enjoyed of a vertiginous and exuberant increase in their use and power [4] [5], in a way in which they are no longer considered as simple devices that are used to call and send text messages to people. In contrast, they have become indispensable tools for our daily activities [6].

Even with the support of the Internet, mobile phones allow performing several tasks that in the past, were only possible on the computer. However, the relatively small size of the screen and reduced keypad can make a website difficult to use [6] [7]. For the mentioned reasons, the design and access to the virtual campus of a university should be understandable enough in a degree in which users could go through and make use of all the available tools.

After analyzing the relevant documents, it was possible to establish four different proposals of usability heuristics [8], [9], [10], and [11] focused on the evaluation of interfaces in mobile devices.

The evaluators reviewed the list of usability heuristics to determine if the interface design meets or infringe these guidelines. The usability problems are infringements to the defined heuristics. At first, the evaluators must work individually in the search of problems, but then they have to consolidate the results into a single list of problems.

Finally, the severity of the problems is established according to the ranking proposed by Nielsen [16]. Selection of Usability Heuristics The set of usability heuristics that was selected to perform the assessment was the proposal of Machado and Pimentel [8].

Test Design The tests were carried out in two ways, through a heuristic evaluation to examine the usability and through an automated test to assess attributes of accessibility.

The automated tests were employed to evaluate the level of accessibility of the virtual campus. This tool provided information about the accessibility problems that the virtual campus presents. The tool used in the accessibility evaluation is an extension of Google Chrome, which provides visual feedback of a web site through icons and indicators within the evaluated system.

This plugin facilitates the evaluation and educates people in the field of accessibility. All the analysis is performed in the browser, ensuring the security of the intranet, which commonly is protected by passwords and other mechanisms.

In addition, this plugin provides effective results according to the WCAG guidelines of the W3C. Creo que la mirada de cada individuo se define en términos de identificaciones. Me gusta o lo rechazo. Y esto se produce de manera muy inmediata, casi espontánea.

En nuestro país, quizás la oportunidad más nítida de esa efervescencia, que sale a las calles y que pudo articularse de una mejor manera, fue la Marcha de los Cuatro Suyos.

Eso fue interesante. Al final de la década autoritaria que se vivió —algo que me han enseñado los años que formé parte del Acuerdo Nacional es que prefiero no utilizar adjetivos porque no permiten construir consensos—, se creó una enorme apertura en medio de un cielo nublado, una suerte de transparencia, y se creyó que la democracia no solo era una método.

para resolver conflictos, sino que también era la solución a todo. Lo vimos como panacea, no como sistema. Y si uno pone demasiada carga ideal en un concepto como la democracia, la desilusión viene muy pronto. Hubo una sensación muy importante de participación ciudadana. No olvidemos el impacto que los vladivideos —el homo videns, de vuelta— produjeron en ese momento, donde se pensó que se podía alcanzar una lógica política de colaboración antes que de confrontación.

Lo que se realizó, a medias, fue el largo anhelo del país por la descentralización. Fue el paso importante para el país, que se liberó de la fascinación por el narcisismo limeño — expresión que tomo del historiador francés Bernard Lavallé—.

Mencionaste ese periodo posterior a los Cuatro Suyos, en que formaste parte del Acuerdo Nacional. Pero esa no fue tu primera experiencia política. Antes fuiste Presidente de la Federacion Universitaria de San Marcos y luego de la del Perú.

Fueron experiencias valiosas. Es posible que las cifras sean suceptibles de corrección, pero hay un hecho macizo: las grandes víctimas fueron la población civil, quechuahablante, pobre, analfabeta, altoandina». Probablemente, más apasionadas y comprometidas, menos reflexionadas.

Pero fueron muy profundas y significativas. Había estudiado en La Salle pero descubrí el Perú en San Marcos, como lo hicieron tantos otros al ingresar a la universidad. Aunque me tocó una experiencia complicada, a fines del gobierno de Manuel Odría.

Parte de mi promoción en el colegio tenía admiración por los logros de Odría, que habían coincidido con cierto auge en la economía y que se atribuían a su gestión. Pero yo lo pensaba de otra manera en la universidad, al ver la represión a los estudiantes, cuando escuchaba las conversaciones en los cafés, al experimentar las malas noches, conocer la poesía.

Es la descripción de la escenografía que aparece en Conversación en La Catedral, la novela de Vargas Llosa. Y Mario la escribía precisamente cuando ambos vivíamos en Londres y nos veíamos seguido con el poeta Antonio Cisneros, con Ricardo Luna, que trabajaba en la embajada, y recibíamos las visitas de Sergio Barrios, de París, Carlos Franco.

A veces, nosotros éramos los que íbamos a visitar a Alfredo Bryce o a Julio Ramón Ribeyro a Francia. Tuviste varias amistades literarias. Era el París mítico, de la Nadja de Breton, cuando nos veíamos con los peruanos en el comedor universitario o en las buhardillas.

Además tu hermano poeta, Luis, que estudió en la Universidad Católica. Marcaba una diferencia. Luis quiso estudiar Psicología, aunque creo que siempre tuvo vocación por la Literatura, en una época en que plantearla como profesión sonaba a ciencia ficción.

Luego estudió Medicina en San Fernando. Pero no coincidimos en las aulas, porque él es cinco años menor. dos maneras de pensar distintas.

Pese a que los vinculos eran muy fuertes, sí había cierta rivalidad entre San Marcos y la Católica. Has vivido la política desde distintas posiciones y en diferentes momentos de la historia.

Cuando me fui durante ocho años a Londres, sí estuve apartado de la política. Hugo Neira siempre me recuerda que una vez le respondí a una pregunta sobre un hecho de actualidad de entonces: «Estoy caminando por los laberintos del inconsciente en estos momentos, así que no tengo tiempo para otras cosas».

Una frase muy poética, ¿no? Regresé a Lima recién en diciembre de Regresé además cambiado por el tiempo en Europa, y por la experiencia de mi propio psicoanálisis, a un país que había cambiado por el gobierno Velasco. Era un fenómeno difícil de descrifrar.

Tenía amigos que conocí en Europa mostrando simpatías por Velasco y otros que ya se daban cuenta del sesgo vertical, poco democrático, de su mandato. Así que estaba dividido.

Esas transformaciones, al margen del fracaso económico, significaron un cambio en el imaginario nacional. El país dejaba su poderoso anclaje señorial y entraba a una lógica un poco más democrática, con gran fricción y poco respeto por valores democráticos, pero con cierta vocación de cambio.

Entonces pienso que un sector de la intelligentsia mesocrática pensó que iba a ser una transformación mayor. Para mí fueron muy importantes dos eventos: el descubrimiento de la importancia del Inca Garcilaso y su obra como paradigmas para entender la conjunción de Oriente y Occidente.

No era solamente ese sujeto escindido, como en la dimensión tan tajante como aparece en una pintura de José Sabogal.

Creo que hay escisión, pero también integración. Me puse a leer Los comentarios reales y su biografía, y me permitieron entender mejor. el siglo XVI peruano. Lo otro fue el vínculo con el antropólogo Lucho Millones, que ya trabajaba en Huamanga en los tiempos en que aún se podía hablar del amor y no de la guerra.

Hicimos un trabajo sobre los procesos del cortejo y enamoramiento que primaban en las relaciones amorosas. Ese fue la época de tu primer acercamiento a Huamanga, cuando incluso diste una charla sobre Freud en la Universidad San Cristóbal. Después vino tu participación en la Comisión que se formó por lo de Uchuraccay.

Cuando en asesinan a los periodistas en Uchuraccay, a Mario Vargas Llosa le piden que presida la comisión que iba a investigar lo que había pasado. Tuvimos una breve conversación y me dijo que quería ir a la zona con unos antropólogos y que por qué no participaba yo también, para evaluar la idea desde la perspectiva psicoanálitica.

Fue una experiencia importante y complicada, porque me di cuenta de mis propias dificultades de entender dimensiones de mi país, pese al esfuerzo de haber estudiado tanto tiempo a Garcilaso. Las diferencias culturales era aún fuertes.

Recuerdo una visita a don Efraín Morote, rector de la Universidad San Cristóbal de Huamanga, impecablemente vestido de terno, saco, pantalón, chaleco y leontina de oro, hablando con nosotros en un castellano discretamente arcaico durante una cena en su casa.

Pero recuerdo su frase al final, cuando nos despedimos: «Pero no se entristezcan, que al final del sendero hay algo luminoso». Fue impactante, porque todavía hay gente que sigue pensando que los periodistas fueron asesinados por militares inflitrados.

Yo pienso que fue un acto de las comunidades en esos enfrentamientos feroces. Si hay algún reproche que haría a la comisión es no haber visto la magnitud de lo que se venía. Porque intentar reconstruir esa verdad es una tarea pendiente, a pesar del trabajo de la CVR. Quizás el paradero final de estos episodios brutales de la historia no solo se hallen.

VIDA ÉPICA. Hermano de Luis Hernández, el poeta. Amigo de Vargas Llosa, el escritor. Médico, psicoanalista y analista de la realidad peruana. Testigo de los vertiginosos episodios históricos del país en las últimas seis décadas. Asociado del CRL desde Las diferencias culturales era aún fuertes».

contenidos en nueve tomos, sino que encuentren un consenso en el próximo Museo de la Verdad. Al incluir la noción de inconciente, en el psicoanálisis desestabilizamos muchas nociones de verdad.

Habermas habla, por ejemplo, de la razón compartida. Pero qué difícil compartir una visión, pero qué necesaria también.

Hay grupos que pretenden hacer manifestaciones contra los que manejan el museo. Hay demasiada tensión, un sentimiento de polarización. Creo que el documento de la Comisión de la Verdad y Reconciliación es importantísimo, pero ha sido leído por. pocos y censurado en demasía por razones no tan sólidas.

Es posible que las cifras sean suceptibles de corrección, pero hay un hecho macizo: las grandes víctimas fueron la población civil, quechuahablante, pobre, analfabeta, altoandina. Es un problema serio que recae sobre la sociedad peruana, porque no nos dimos cuenta de lo que estaba pasando.

Para el Estado, entonces representado por gobiernos elegidos en democracia, y para los terroristas, la población andina era algo dispensable. Eso debemos procesarlo y entender. Porque no hay memoria sin emoción. Yo no lo sé.

Pero es una tarea urgente. Kant hablaba de cosas imposibles de olvidar. Y Herbert Marcuse, otro filósofo alemán, de las cosas que estamos entrenados para olvidar. No creo en el copyright de la amnesia de los peruanos. Es difícil procesar la historia reciente. No es una tarea grata, sino más bien dolorosa.

Seguro nos va a hacer revivir ciertos temores, situaciones, algunas recaídas en estereotipos viejos. Es imposible pretender una visión histórica única. Así como se ha aprendido el valor de la estabilidad económica, el país ha aprendido a valorar la democracia, con sus imperfecciones y críticas, así que creo que vamos a poder seguir adelante.

De niña, les ordenaba a sus muñecas que actúen en breves obras de teatro. Conoció la ciudad siendo reportera, incluso durante la cobertura de la toma de la casa del embajador de Japón en Pero aprendió a definirse recién cuando empezó a actuar. El programa que conduce, una excusa para conversar con sus entrevistados, sigue siendo un aprendizaje.

Confío mucho en el instante de la conversación. En mi programa, Plus Café, me gusta conocer los rasgos de la personalidad de cada persona, cómo abordan lo que hacen, cuáles son sus manías. He conversado con personas increíbles como Alberto Fuguet, Wendy Ramos, Vania Masías, Roberto Huarcaya. Hay algo que nace en el momento, que hace que sea una conversación, que sientan libertad para hablar sobre sí mismos.

Escuchar es el mejor aprendizaje. He encontrado un rumbo en el periodismo vinculado al arte y es donde me gusta vivir. De niña era graciosa, disforzada, habladora, extrovertida y cantaba a grito pelado. Crecí en Baltimore, Maryland, hasta los nueve años.

Recuerdo que nevaba y mi papá tocaba canciones de Bach en el piano de la sala. En mi casa siempre había música, desde rocanrol hasta clásica o de la época de Woodstock.

Cuando mi papá tocaba, todos cantábamos. Allá estudiábamos en un colegio público donde había niños de todos los estratos y países. Al llegar a Lima fue diferente, como entrar en una especie de burbuja.

Quizás por eso mi hermana y yo teníamos un juego donde nos burlábamos haciéndonos las pitucas. Hablábamos de la ropa que nos íbamos a comprar, a dónde íbamos a salir. Era nuestro vacilón.

Empezar con el noticiero fue una manera de conocer la ciudad. Tenía 23 años y me di cuenta de que no sabía nada de Lima. Fui por barrios que jamás hubiera pisado. Un día estuve en una inundación en el río Huaycoloro, en Zárate. Hubo una vez que casi me mato en un accidente.

También estuve en la toma de la embajada de Japón, llegamos al techo de una casa al frente y no salimos en veinte días. Convivía en carpas con otros 16 periodistas de todo el mundo; algunos trabajaban en agencias y mandaban la información por Internet.

Nosotros pasábamos los cassettes con el contenido por las cuerdas y poleas. En el colegio jamás actué. Es más, cuando terminé, no tenía idea de qué quería hacer.

Al comienzo estudié Comunicación Audiovisual y trabajé en una productora, pero sentía que me faltaba algo.

Así que entré a la escuela de. teatro con Alberto Ísola a los 26 años. Aprendí que actuar es conectarse con el público, lograr que ellos olviden que están en la sala de un teatro y sientan que están dentro de la historia.

Cuando actúas debes crear algo que sea real, que se sienta verdadero. Me gustaría usar mi rechazo como una motivación, usar el odio a un personaje para interpretarlo con más fuerza. Actuando te puedes definir: hace que te explores hasta niveles inimaginables.

Cuando interpreté a una villana en la televisión, la gente me gritaba «bruja» por la calle. Fue con Los Exitosos Gómez. Yo interpretaba a Amanda y pensaban que yo era el personaje. Me reía cuando gritaban; me parecía tan gracioso Era muy divertido hacer de ella; era como ser lo que no soy.

Amanda mandaba al diablo a todo el mundo, se sentía la que siempre tenía razón: era terrible. Se sentía bastante rico interpretar todo eso en la ficción. Cuando actué en la miniserie Misterio fui Claudia, la pareja del personaje principal, y jugar con ese contraste de ser la novia pituca del barrista era muy interesante.

Siempre soy distraída, menos cuando actúo. El teatro tiene algo que produce que haga foco. Es más, tengo una pésima memoria, pero en escena no. El miedo a equivocarte jamás se pierde, está ahí, pero luego se convierte en la felicidad de saber que todo salió bien, cuando sientes al público conectado.

En realidad, el problema no es olvidarte una palabra o una línea: lo importante es saber la intención del personaje, su motivación. Actuando reflexionas sobre lo correcto, sobre la manera de hacer las cosas.

Antes tomaba cuatro tazas de café al día. Ahora evito que sean tantas: trato de tomar una por día. El problema es que me fascina tomar uno y sentarme a conversar, con una amiga, mi hermana, o en mi programa de entrevistas donde se conversa al ritmo de esta bebida.

Evito tomarlo porque quiero estar ligera y sana. De chica, en los desayunos, tomaba café con leche, y ahora en mi casa compro granos enteros y los muelo.

De vez en cuando, me escapo a mi cafetería favorita como quien va a una farmacia, y tomo mi cuota necesaria para empezar el día, para poder estar lúcida. UN MINUTO Y TREINTA SEGUNDOS CON ALESSIA RODRÍGUEZ A los cuatro años comenzó a hacer gimnasia.

A los dieciocho, también, cambió de opinión y pensó en intentarlo por última vez. Esta es la historia de por qué esa fue la mejor decisión. sta historia acaba en un minuto y treinta segundos. No más.

Comienza el dos de agosto de este año, en Estados Unidos, en Nevada, en la ciudad de Las Vegas, en el escenario del Red Rock Resort, en la final del Campeonato Internacional de Gimnasia Aeróbica. Comienza contigo al lado. derecho del estrado: las dos piernas flexionadas, una detrás de la otra; el brazo derecho estirado hacia adelante con los dedos ligeramente apuntando hacia arriba; el brazo izquierdo dirigido hacia el cielo, el codo algo inclinado, igual que las puntas de tus dedos.

Inmóvil y con todo en su lugar; tu malla chillona de colores turquesa, azul, verde, amarillo; el pelo amarrado en un moño impecable y la sonrisa. Porque la sonrisa importa: tú lo sabes a pesar de que se te hace difícil mostrarla todo el tiempo.

Sabes que puede significar media centésima de punto. Y esa media centésima de punto también importa. Porque recuerda que, en las rondas preliminares de ayer, la japonesa que quedó primera del grupo superó a la segunda por esa cantidad: 0, Es decir, perdió el primer puesto por no haber sido absolutamente perfecta.

Eso puede ser suficiente para que cualquier persona del mundo se ponga nerviosa, como seguramente lo estás ahora, esperando a que suene la canción que iniciará tu rutina.

Más aún si piensas que cuatro jueces van a estar atentos a tu coreografía; otros cuatro, a la precisión de tus movimientos; otros. dos, a la dificultad de tus movimientos; otros dos, a si te sales del escenario. Doce jueces en total, tu mamá y tu papá en las gradas, súmale al público, al hecho de que no estás en tu país, al hecho de que este es un campeonato abierto y que compites contra brasileñas, japonesas, chinas, etc.

Te voy a adelantar algo: hoy no vas a ganar. Lo que no te diré es por qué, a pesar de que no ganarás, esto va a ser tan importante para ti. De eso te darás cuenta por ti misma. Así que dale, anda al centro del escenario, porque la canción ya comenzó.

Un par de pasos, un salto en el camino, abriendo de palmo a palmo tus dos piernas en el aire; luego, un volantín y hacia el suelo. Seguro que ya ni lo piensas: lo haces mecánicamente. Eso es un logro, considerando que esta rutina te la enseñaron recién en mayo, hace solo tres meses.

Es muy poco tiempo. La mayoría de estas chicas ya saben su rutina desde enero. Tú no. El profesor venezolano que te la enseñó llegó la segunda semana de mayo y tuviste dos más para aprendértela de memoria.

Entrenamiento a contrarreloj, todos los días, hasta que quedó perfecta. Y está mejor, ¿verdad? Te gusta. más que las de otros años. Tener una buena rutina te permite fijarte en pequeños detalles. Eso te hace sentir más segura. Ahora levántate y camina hacia delante y desfila para los jueces.

Sonríe: no te olvides. Camina frente a ellos con las puntas de los pies, ligerita, lo más ligera que puedas. Así está bien. Y dices que no te gusta sonreír. No entiendo cómo pensaste en retirarte alguna vez. Porque dijiste que este año te retirabas.

Te fuiste todo el verano de intercambio y se suponía que no volverías a entrenar más. Incluso, al regresar a Perú, te metiste a clases de baile.

Porque la tenías clarísima: harías otra cosa. Y tenías tus razones. Eras la única de tu categoría en el Club de Regatas. Todas las amigas con las que habías comenzado desde que tenías cuatro años se habían retirado, ya sea por la universidad o por.

nunca te sentiste realmente segura de tu rutina; o porque, quizá, sentías que los entrenadores no te comprendían. Solo son especulaciones. Te voy a adelantar algo más: hoy tampoco vas a llegar al podio.

Quizá ya lo esperabas: esta es una competencia abierta y vienen atletas de todo el mundo. Pero ahora, mientras estás echada en el piso y haces girar tus piernas como si fueses una breakdancer, se te ve bastante segura. Y alegre. Se nota que lo estás disfrutando mucho más que antes. Es una suerte que te hayan convencido de intentarlo una vez más.

Porque así fue: te dijeron que había una nueva entrenadora y que iban a traer a un venezolano especialmente para armarles las coreografías. Entonces era mayo, ya estabas un poco tarde, ya habías decidido que no ibas a seguir más.

Pero por alguna razón que no terminas de explicar bien pensaste que sí, que quizá esta vez sería diferente. bastante bien para alguien que ha comenzado a entrenar hace solo dos meses y que se está enfrentando a gimnastas de todo el mundo.

Pero quisiera que te detengas un momento a pensar en el número: 18, Has quedado a 0, de sacar diecinueve. Quizá no ahora, quizá no esta noche, pero dentro de un par de días, cuando te pongas a pensar en lo significa esto, puede que pienses que si has logrado ese puntaje en un campeonato abierto, tal vez este año sí puedas llegar al diecinueve o subir a un podio.

Y te pido un poco de paciencia porque te voy a contar algo que no sabrás hasta dentro de un mes. En septiembre de este año vas a participar en la Copa América que se va a realizar en Argentina y ahí vas a llegar al podio, vas a traerte una medalla de plata y vas a llegar al diecinueve.

Es más: vas a sacar 19, Pero eso aún no lo sabes. No entiendo cómo pensaste en retirarte alguna vez». alguna otra razón.

Eres la mayor de todas, dieciocho años, a punto de ingresar a la universidad. Aunque eso no importa tanto. De todas maneras te llevas bien con todas las chicas y, a fin de cuentas, durante el entrenamiento todo depende de ti.

Tú sola. Como ahora, que estás por el lado derecho del escenario, apoyada sobre tu pierna izquierda, mientras el resto de tu cuerpo —es ­­­­­ decir, tu tronco y tu pierna derecha— dan un giro completo, como si fuesen las dos manecillas de un reloj que, de pronto, se ha puesto a marcar la hora muy rápido.

Y sí, ya ha pasado casi la mitad del minuto y medio. Tú apenas pasabas de quince puntos. Llegar a diecinueve era inimaginable.

Y, por más que te esforzabas, nunca subías al podio. Siempre terminabas raspando, pero no llegabas. Quizá por ello pensaste en retirarte, por la falta de resultados; o acaso porque. Y en el camino te diste cuenta de que la nueva entrenadora le ponía mucho más énfasis a la preparación física.

Cosa que, luego descubriste, era muy importante. Porque es intenso. Un minuto y medio, saltos y giros sin parar. Como ahora, que tienes que moverte cada vez más rápido, porque la música se acelera al llegar a la recta final.

Salto, mano arriba, mano abajo, pierna adelante, pierna atrás, cadera, sonrisa. A estas alturas la rutina ya parece la danza de una porrista.

Y es entonces cuando das la última aspa de molino hacia atrás, la música se detiene y tú también te quedas petrificada, de golpe, en una posición parecida a la del principio. Una mano arriba y la otra hacia el frente, mirando a los catorce jueces y, por primera vez, a todo el público que ahí estaba.

Recién puedes escuchar sus gritos y aplausos. Y mientras estás ahí, detenida en el tiempo, te voy a volver a contar lo que ya te dije al principio: que hoy no vas a ganar.

Y que tampoco vas a llegar al podio. Pero ¿sabes una cosa? Eso no termina de importar mucho. Vas a sacar 18, y vas a quedar en sexto puesto. Y te digo que está.

Ahora, lo único que piensas es que ha pasado un minuto, treinta segundos y que ya está. Se acabó. Que mientras estés en el escenario tienes que darlo todo, tienes que brillar, porque no hay otra oportunidad.

Y que lo que ocurra después de ese minuto y treinta segundos no importa. Después si quieres muérete, tírate al piso y muere. Así dicen. Pues algo así debes sentirte ahora, que estás algo mareada y sientes que te desvaneces un poco. Quizá sea el cansancio, quizá sea el esfuerzo o los nervios.

Tranquila: más tarde te vas a sentir algo orgullosa de esa sensación. Pero ahora no. Ahora te alejas del centro del escenario, te acercas a las escaleras y ves a tu entrenadora, justo abajo. Y mientras das las primeras pisadas a los escalones, preguntándote cuánto es que te has sacado y qué tan bien lo has hecho, logras ver que ella, tu entrenadora, ha abierto sus dos brazos de par en par, como preparándose para agarrarte.

Ahora sí tienes la certeza de que esto es lo último que vas a ver; te olvidas de todo, dejas caer tu cuerpo y, bum, se acabó. Su padre les enseñó sobre fútbol, Alianza Lima y Maradona. Además, los tres se iban a llamar José. No han dejado de jugar, ni siquiera por los viajes, los negocios o el trabajo.

Los sábados por la tarde, la casa de los hermanos Aranda Tamayo se convierte en el punto de encuentro de media docena de amigos.

Allí se reúnen para ver los partidos internacionales captados por una antena parabólica que su papá instaló en el techo. Es y en el televisor River Plate se enfrenta a Boca Juniors.

Noventa minutos después, José Eduardo, José Antonio y José Miguel Aranda tratarán de imitar las jugadas de Diego Armando Maradona, como si estuvieran definiendo una final. Quizás por eso el juego acabe con una maceta rota, que los hará salir corriendo ante la reacción histérica de su madre.

Otras veces, después de algún incidente tendrán prohibido usar el patio, pero se las ingeniarán para bajar por el balcón del cuarto de José Miguel y cerrar la puerta por dentro.

También ensayarán con una pelota hecha de masking tape y medias largas de fútbol para jugar en el pasadizo del segundo piso de la casa, usando la puerta del baño de sus papas y la de su cuarto como arcos improvisados.

La pasión seguramente nació esa primera vez que vieron la fiesta de las tribunas, los hinchas saltando y el césped donde minutos después Alianza Lima se disputaría la redonda.

Pudo ser o —cuando se ha visto tanto fútbol, las fechas se confunden—. Lo cierto es que en el equipo estaban Cubillas, Cueto, Velázquez y el resto de esa alineación que ofrecía espectáculo en el estadio de Matute.

Desde entonces su padre, José Eduardo Aranda La Madrid, otro aliancista acérrimo, los llevó a todos los partidos que pudo. Juntos gritaron los goles de Cueto, corearon las atajadas de Ganoza, vieron las jugadas de Cubillas, lloraron con la caída del avión donde viajaban los jugadores en , y el campeonato del les devolvió la sonrisa.

Ahora, treinta y dos años después, los Aranda Tamayo siguen viendo los partidos con su papá, en la sala de la casa o en el estadio, como cuando eran niños. Le habla al entrenador que está mirándolos. Es de noche y están en la cancha del Club de Regatas, donde juegan hace años.

A un costado, José Antonio se mueve y patea la pelota que entra al arco. Hablar de fútbol es hablar de partidos, de jugadores y de recuerdos. Tiene 42 años, las patillas ligeramente alargadas y zapatillas color rojo con azul.

Grabamos todos los partidos en Betamax. Cuando hablan de fútbol, los Aranda Tamayo casi no se ponen de acuerdo en nada, salvo al hablar de Alianza Lima y de Diego Armando Maradona, quien para ellos es el mejor de la historia.

Y quizás ellos —señala con el índice a un grupo de chicos que juegan en la cancha— dirían que es Messi. La primera mitad del año los hermanos entrenaron en esta misma cacha para jugar en un torneo de Interargollas del Club.

Fueron los centrocampistas del equipo, junto a dos cuñados y cinco amigos, y salieron campeones. Damos todo. Nuestros hijos a veces no entienden por qué reaccionamos así. Por eso ahora tratamos de gritar en inglés —dice y larga una carcajada—. No nos gusta perder, pero todo queda en el partido.

Después se acabó. Hubo una época en que el fútbol no era solo un hobby para los Aranda Tamayo. Y de esos años recuerdan cuando José Eduardo jugó en la Universidad de Lima, y en un partido amistoso le hizo un gol olímpico al Universitario de Deportes, de Quiroga, Reyna y Rey Muñoz.

O cuando José Antonio se fue de gira a Inglaterra con el equipo del colegio y, a último minuto, metió un gol de tiro libre que gritó hasta quedarse sin voz. Y esa vez que José Miguel jugó contra Diego Armando Maradona en un partido de exhibición en el showbol también conocido como indoor soccer o fútbol rápido.

El argentino le hizo una falta y para él eso fue suficiente. Hoy, para llegar a la cancha tuvieron que acomodar sus horarios como gerentes en las empresas donde trabajan. Cuando están aquí y patean al arco, mientras las luces les caen en la cara, se hacen bromas y vuelven a ser esos chicos que imitaban al Diez en el pasadizo de su sala.

SEIS VECES JOSÉ El nieto mayor se llama José Eduardo, como el padre, como el abuelo, como el bisabuelo. Es la sexta generación y tiene trece años.

Juega por la categoría y entrena desde los ocho. Su hermano Leopoldo tiene seis y va al estadio de Alianza y grita los goles.

Los hijos de José Antonio —José Enrique y José Antonio— tienen tres y un año. Su abuelo los acompaña cuando juegan. Ahora el menor de los hermanos Aranda Tamayo muestra una foto en el celular: está con su hermano, sus hijos y sus sobrinos, todos juntos en el estadio Matute con las camisetas, sonriendo.

En la casa de los abuelos, los más chicos tienen unas diez pelotas para jugar cada vez que quieran. A veces rompen una que otra maceta y la abuela Nora Tamayo ya no se enoja. Solo los mira y sonríe. Desde el año lideró el ranking nacional con su mejor arma: el florete.

Siete años después, a los dieciséis, viajó a Beijing para cumplir el sueño de competir en los Juegos Olímpicos y enorgullecer a su abuelo. Se alejó para ir a la universidad, pero no aguantó y ahora volvió a vestirse de blanco para el combate. Escribe: Andrés Talavera. Doig sentía que le faltaba algo.

Por eso, hace dos meses volvió con fuerza al salón donde aprendió a maniobrar el florete dieciocho años atrás, el mismo en el que orgulleció a su abuelo. u abuelo Luis guardó el secreto. Cuando María Luisa Doig empezó a practicar esgrima, a los cuatro años y medio, no le dijeron nada ni a su mamá.

Pero las cosas no les salieron tan bien: Luis Calderón no contaba con que su hija María Cristina iba a descubrir, un mes después, la máscara y la chaqueta blanca que le había regalado a su nieta.

No podía creer que su papá había metido a su hija en medio de espadas y asaltos. Entonces, su papá le pidió que antes de tomar una decisión acompañara a la niña a uno de los entrenamientos. Y le explicó, también, que sí había tomado precauciones: esa chaqueta blanca que su hija había encontrado días atrás la habían mandado a hacer a medida y tenía un acolchado para protección.

Él tenía razón». Nosotros hablábamos mucho y sin duda fue una de las personas más influentes en mi vida». Sus padres, por entonces, ya se habían divorciado y él la acompañaba a todas sus clases. Entonces, mientras la esperaba, aprovechaba para ir a nadar.

Antes ya la había disuadido de unirse al equipo de gimnasia, porque vio en las noticias que una chica había quedado paralítica al caer mal durante una competencia. Pero desde que María Luisa Doig, con sus cuatro años y medio, tomó la decisión y entró a la sala de esgrima, el apoyo de aquel hombre fue incondicional.

Por eso, cuando tomé la decisión, me dijo que tenía que quedarme ahí y esforzarme para ser la mejor». Poco tiempo después, María Luisa Doig consiguió su primera medalla en un campeonato nacional infantil.

Había quedado tercera de cuatro competidores, pero ¿a quién le importa el puesto cuando la persona más incondicional te colgó esa medalla al cuello? Destacamos, asimismo, la potencialidad del enfoque de competencias desde el socioconstructivismo.

Reflexión e Intervención Actividad 1. Las representaciones del docente Con base en la lectura de este capítulo, es importante que el docente describa de forma crítica la representación que tiene respecto a la actividad o tema docente en su rol de profesional de la educación, así como de los rasgos que en su opinión caracterizan a los sujetos de la educación con los cuales interactúa alumnos, otros docentes, autoridades, administradores educativos, orientadores, pedagogos, padres, etcétera.

Para tal efecto, sugerimos dos actividades: a Yo mismo como profesor De manera individual, conteste las siguientes frases incompletas. Al finalizar, revise críticamente sus respuestas, de preferencia en grupo.

CAPÍTULO 1: La función mediadora del docente y la intervención educativa Page 35 of Estas actividades también ofrecen una opción para explorar las ideas que tengan los profesores antes de leer este capítulo. b ¿Qué han aprendido mis alumnos? Redacte un ensayo libre, de tres a cinco cuartillas, donde describa los principales logros e insuficiencias de sus alumnos, así como los factores que relaciona con tales resultados.

Lo central es que en su reflexión analice en qué medida se percibe como mediador del aprendizaje de sus estudiantes. De ser posible, ejemplifique situaciones concretas donde aclare cómo y cuándo proporciona a sus alumnos la ayuda pedagógica ajustada o la acción tutorial; incluya qué efectos han causado estas acciones.

Actividad 2. Mi formación docente Esta actividad tiene como finalidad que analice de manera crítica las experiencias de formación docente en las que haya participado, en términos de lo que le han aportado a su práctica docente.

Asimismo, se busca que identifique los abordajes o enfoques que subyacen a dichas experiencias teórico, tecnológico, reflexivo o de solución de problemas. Describa tres experiencias de formación docente en las que haya participado y que le parezcan importantes, prolongadas o que fueron obligatorias para acceder a la docencia.

Revise críticamente contenidos, forma de trabajo, nivel de aprendizaje obtenido, posibilidad de aplicación, cambios en su práctica docente, etcétera. Concluya con una discusión acerca de los factores que permiten que una experiencia de formación promueva cambios relevantes y favorables.

Actividad 3. Las competencias que requiere un docente como yo Como hemos comentado, existen diversas aproximaciones y clasificaciones al tema de las competencias docentes. En equipos, identifiquen y discutan las clasificaciones que consideren pertinentes de acuerdo con su contexto educativo.

Después, elaboren un replanteamiento del tipo y sentido de las competencias CAPÍTULO 1: La función mediadora del docente y la intervención educativa Page 37 of Propongan cómo debe abordarse el proceso formativo correspondiente.

CAPÍTULO 1: La función mediadora del docente y la intervención educativa Page 38 of Dicho impacto se ha sentido particularmente en proyectos curriculares, instruccionales y de formación docente más importantes en diferentes niveles y contextos educativos de varios países del orbe.

Si bien hay que reconocer que no existe una visión educativa hegemónica absoluta y unificada, hoy en día es evidente la preeminencia del constructivismo, en sus diversas acepciones. La fuerte presencia del constructivismo en la educación ha conducido a postular, en el plano de las reformas y proyectos educativos, un currículo y una enseñanza centrados en el aprendizaje del alumno, concebido como un agente activo de su propio aprendizaje y con un gran potencial como constructor del conocimiento.

Desde la perspectiva del constructivismo, las teorías del aprendizaje y desarrollo se consideran fundamentales para la teorización e intervención en los ámbitos de la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación.

Al mismo tiempo, ha replanteado el sentido mismo de la enseñanza, del papel del docente y de su actuación en el aula, generando un complejo proceso de aceptación social y apropiación de sus postulados por parte del profesorado.

En este capítulo abordaremos algunas de las aportaciones más recientes de la concepción constructivista al terreno del aprendizaje escolar y la intervención educativa.

En particular, realizaremos una breve descripción de los principales enfoques de orientación constructivista psicogenético, sociocultural y cognitivo , así como de los principios educativos que se derivan de éstos. Posteriormente, profundizaremos en el tema del aprendizaje significativo y las condiciones para lograrlo, tomando en cuenta diversos contenidos de aprendizaje.

Es necesario definir el concepto, aclarar el contexto que le dio origen, su teorización y aplicación. En realidad, enfrentamos una diversidad de posturas que pueden clasificarse como constructivistas, desde las cuales se indaga e interviene en el ámbito educativo, pero a la vez, se hacen planteamientos epistemológicos, se explican los procesos de desarrollo del psiquismo o la inteligencia, o bien, se incursiona en campos propios de la clínica y otras disciplinas sociales.

En sus orígenes, el constructivismo surgió como una corriente epistemológica preocupada por discernir los problemas de la adquisición del conocimiento.

Diversos autores Delval, ; Hernández, encuentran planteamientos constructivistas en el pensamiento de Vico, Kant, Marx o Darwin. En estos autores, así como algunos exponentes del constructivismo en sus diversas variantes, existe la convicción de que los seres humanos son producto de su capacidad para adquirir conocimientos y para reflexionar sobre sí mismos, lo que les ha permitido anticipar, explicar y controlar propositivamente la naturaleza y construir la cultura humana.

Destaca la convicción de que el conocimiento se construye activamente por sujetos cognoscentes, es decir, no se recibe pasivamente del ambiente o de los otros. De esta manera, el constructivismo rechaza las tesis de las corrientes epistemológicas empiristas e innatistas.

Algunos autores se centran en el estudio del funcionamiento y el contenido de la mente de los individuos por ejemplo, el constructivismo psicogenético de Jean Piaget , pero para otros, el foco de la explicación de los procesos de construcción del conocimiento tiene origen social como en el socioconstructivismo inspirado en Lev Vigotsky y la escuela sociocultural o socio-histórica.

También es posible identificar un constructivismo radical, como el planteado por Von Glaserfeld o Maturana quienes afirman que la construcción del conocimiento es enteramente subjetiva, por lo que no es posible formar representaciones objetivas ni verdaderas de la realidad, sólo existen formas viables o efectivas de actuar sobre la misma.

Entre estas corrientes y otras más, se ubican los debates actuales del constructivismo: ¿la mente está en la cabeza o en la sociedad? Coll considera como fuentes principales de la visión constructivista de los procesos de enseñanza y aprendizaje escolares distintos planteamientos derivados de la Psicología genética piagetiana, del cognoscitivismo y de la teoría sociocultural inspirada en Vigotsky.

Asimismo, identifica una diversidad de paradigmas psicoeducativos de un nivel o estatuto más local. Así, reconocemos que no existe una sola mirada constructivista en la educación, al tiempo que identificamos algunos planteamientos comunes.

En un sentido amplio e incluyente, la concepción constructivista del aprendizaje escolar y la intervención educativa constituyen la convergencia de diversas aproximaciones psicológicas a problemas como: El desarrollo psicológico del individuo, particularmente en el plano intelectual y en su intersección con los aprendizajes escolares.

La identificación y atención a la diversidad de intereses, necesidades y motivaciones de los alumnos en relación con el proceso enseñanza-aprendizaje. El replanteamiento de los contenidos curriculares, orientados a que los sujetos aprendan a aprender contenidos significativos.

El reconocimiento de la existencia de diversos tipos y modalidades de aprendizaje escolar, con una atención más integrada a los componentes intelectuales, afectivos y sociales. La búsqueda de alternativas novedosas para la selección, organización y distribución del conocimiento escolar, asociadas con el diseño y la promoción de estrategias de aprendizaje e instrucción cognitivas.

La revalorización del papel del docente, no sólo en sus funciones de transmisor del conocimiento, guía o facilitador del aprendizaje, sino como mediador del mismo, enfatizando el papel de la ayuda pedagógica que presta de manera regular al alumno vea el capítulo 1.

A pesar de que los autores, que han hecho aportaciones a las diversas corrientes psicológicas asociadas genéricamente a lo que denominamos constructivismo, se sitúan en encuadres teóricos distintos, comparten el principio de la importancia de la actividad constructiva del alumno en la realización de los aprendizajes escolares, es decir, hablan de un sujeto cognoscente aportante que con su labor constructiva va más allá de lo que le ofrece su entorno.

A pesar de ello, no siempre hay un acuerdo al decidir quiénes sí y quiénes no son constructivistas vea Castorina et al. La VOZ del experto Ante la pregunta ¿qué es el constructivismo? En consecuencia, según la posición constructivista, el conocimiento no es una copia fiel de la realidad, sino una construcción del ser humano.

Fundamentalmente con los esquemas que ya posee, es decir, con lo que ya construyó en su relación con el medio que le rodea. Dicho proceso de construcción depende de dos aspectos fundamentales: 23 24 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 5 of En nuestro caso, hemos optado por la propuesta de César Coll, para tomarla como marco explicativo en este capítulo vea la figura 2.

Figura 2. Tomado de Coll, En esta obra no pretendemos dar una explicación exhaustiva de las diversas corrientes psicológicas que convergen en las posturas constructivistas de sus convergencias y contrapuntos, o de los riesgos epistemológicos y educativos de su integración , pero el lector que así lo desee puede profundizar en el tema, para lo que brindamos bibliografía especializada.

Puede consultar las obras de Baquero et al. Cabe mencionar que en el campo educativo, por lo menos en algunos contextos, se suele equiparar al constructivismo con la psicología genética de Jean Piaget, la cual es considerada como la teoría constructivista emblemática.

No obstante, se debe reconocer que en el trabajo de la escuela de Ginebra rige una mirada epistemológica antes que educativa, y su atención se dirige a ofrecer una respuesta a la siguiente cuestión, planteada por el propio Piaget: ¿cómo se pasa de un estado de menor conocimiento a otro de mayor conocimiento?

Se ha afirmado, con justificación, que esta teoría constituye una síntesis original y no sólo una versión ecléctica de la polémica empirismo-innatismo, pues Piaget desarrolló un modelo explicativo y metodológico muy original para explicar la génesis y evolución de las formas de organización del conocimiento, situándose ante todo en el interior del sujeto epistémico.

No se debe soslayar ni disminuir el impacto de la obra piagetiana en los temas educativos y en la psicología del desarrollo; su legado es de los más importantes del siglo xx: la visión del alumno como aprendiz activo y autónomo moral e intelectualmente; el papel antiautoritario del profesor; el énfasis en las metodologías educativas activas y por descubrimiento; la crítica a la evaluación enfocada a seleccionar respuestas cerradas; el viraje del campo del currículo cuando toma como referente principal el nivel de desarrollo cognitivo del estudiante que aprende son sólo algunas de sus aportaciones.

Sin embargo, en las dos últimas décadas del siglo xx, el enfoque piagetiano recibió críticas importantes, por su aparente desinterés en el estudio del papel de la cultura en el aprendizaje y el desarrollo, y por dejar de lado una explicación de los mecanismos de influencia social.

Por el contrario, durante estas décadas atestiguamos un marcado resurgimiento de la psicología sociocultural. La unidad de análisis de esa teoría es la acción humana mediada por herramientas como el lenguaje, de ahí la importancia que otorga al análisis de los intercambios o prácticas discursivas que 24 25 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 7 of Desde esta postura, las tradiciones culturales y las prácticas sociales regulan, transforman y brindan medios de expresión al psiquismo humano, que se caracteriza más por la diversidad étnica o cultural que por la unicidad de lo psicológico.

En el terreno educativo, esto se traduce en la importancia otorgada a la función mediadora del profesor y en la potencial presencia docente que los propios pares llegan a ejercer en episodios de enseñanza recíproca o colaborativa.

Jean Piaget Nació en Neuchätel, Suiza. Fue biólogo de profesión y psicólogo por necesidad. Elaboró una teoría sobre el desarrollo de la inteligencia, que resultó de las más influyentes en el campo de la psicología evolutiva y en el de la psicología en general.

Sus escritos en Epistemología y Psicología genética, pese a no haber sido hechos con este fin, han sido inspiradores de numerosas experiencias e implicaciones educativas en los últimos cincuenta años.

Lev Vigotsky Nació en Orsha, Bielorrusia. Desde su adolescencia estuvo profundamente interesado en la literatura y las humanidades, donde adquirió una formación sólida.

Estudió Derecho en la Universidad de Moscú. En CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 8 of Su obra ha generado un profundo impacto en el campo de la Psicología y la Educación, en especial luego de su descubrimiento en Occidente a partir de la década de los sesenta del siglo xx.

David P. Ausubel Nació en Nueva York, Estados Unidos. Estudió Psicología en la Universidad de Nueva York. Su obra se inserta dentro de la Psicología cognitiva estadounidense.

En los escritos de Ausubel se refleja una firme preocupación por la definición del estatuto de la Psicología de la educación en relación con la Psicología general.

Su teoría sobre el aprendizaje significativo constituye uno de los aportes más relevantes dentro de la teoría psicopedagógica actual. CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 9 of El lector encontrará la prevalencia de un constructivismo endógeno o intrapsíquico psicología genética y cognitiva , o bien de tipo social o exógeno enfoque sociocultural.

Cuadro 2. Una cuestión abierta al debate es la posible complementariedad de las explicaciones entre los distintos constructivismos — endógeno y social— dado que los diversos focos de investigación y unidades de análisis que éstos enfatizan en sus programas de investigación, según opinión de varios autores, más que ser antagónicos deberían ser complementarios e integrables.

Estos argumentos los sostienen autores que plantean la necesidad de desarrollar propuestas de integración entre los constructivismos endógenos particularmente entre las propuestas piagetiana y cognitiva , con los constructivismos exógenos el sociocultural y algunas versiones construccionistas discursivas o lingüísticas vea Hernández, ; Coll, ; Salomon, La aproximación constructivista del aprendizaje y la enseñanza Como dijimos, aunque los enfoques constructivistas difieren entre sí, comparten el principio de la importancia de la actividad mental constructiva del alumno para la realización de los aprendizajes escolares.

Dicho principio consiste en lo que Coll llama la idea fuerza constructivista, dado que es la idea fuerza más potente y también la más ampliamente compartida […] conduce a concebir el aprendizaje escolar como un proceso de construcción del conocimiento a partir de los conocimientos y las experiencias previas y la enseñanza como una ayuda a este proceso de construcción.

La concepción constructivista del aprendizaje escolar encuentra sustento en la idea de que la finalidad de la educación que se imparte en las instituciones educativas es promover los procesos de crecimiento personal del alumno, en el marco cultural del grupo al que pertenece.

Estos aprendizajes no se producirán de manera satisfactoria si no se proporciona una ayuda específica, a través de la participación del alumno en 26 27 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 11 of Así, la construcción del conocimiento escolar puede analizarse desde dos vertientes: Los procesos psicológicos implicados en el aprendizaje.

Los mecanismos de influencia educativa para promover, guiar y orientar dicho aprendizaje. Diversos autores han postulado que es mediante la realización de aprendizajes significativos que el alumno construye significados que enriquecen su conocimiento del mundo físico y social, potenciando así su crecimiento personal.

De esta manera, los tres aspectos clave que el proceso instruccional debe favorecer serán el logro del aprendizaje significativo, la recuperación comprensiva de los contenidos escolares y la funcionalidad de lo aprendido.

La postura constructivista rechaza la concepción del alumno como un mero receptor o reproductor de los saberes culturales. Tampoco acepta la idea de que el desarrollo es la simple acumulación de aprendizajes específicos. La filosofía educativa que subyace a estos planteamientos indica que la institución educativa debe promover el doble proceso de socialización y de individualización; éste permitirá a los educandos construir una identidad personal en el marco de un contexto social y cultural determinado.

De acuerdo con Coll la concepción constructivista se organiza en torno a tres ideas fundamentales: CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 12 of El alumno es el responsable último de su propio proceso de aprendizaje. Él es quien construye o más bien reconstruye los saberes de su grupo cultural, y puede ser un sujeto activo cuando manipula, explora, descubre o inventa, incluso cuando lee o escucha la exposición de los otros.

La actividad mental constructiva del alumno se aplica a contenidos que poseen ya un grado considerable de elaboración.

Esto quiere decir que el alumno no tiene en todo momento que descubrir o inventar en un sentido literal todo el conocimiento escolar. Debido a que el conocimiento que se enseña en las instituciones escolares es en realidad el resultado de un proceso de construcción en el nivel social, los alumnos y profesores encontrarán ya elaborada y definida una buena parte de los contenidos curriculares.

La función del docente es engarzar los procesos de construcción del alumno con el saber colectivo culturalmente organizado. Esto implica que la función del profesor no se limita a crear condiciones óptimas para que el alumno despliegue una actividad mental constructiva, sino que debe orientar y guiar explícita y deliberadamente dicha actividad.

Pensar e interpensar: los procesos de aprendizaje dependen de la naturaleza personal y endógena del mismo, pero también tienen un importante componente interpersonal y social.

Así, aprender un contenido quiere decir que el alumno le atribuye un significado, construye una representación mental a través de imágenes o proposiciones verbales, o bien elabora una especie de teoría o modelo mental como marco explicativo de dicho conocimiento.

Construir significados nuevos implica modificar los esquemas de conocimiento previos, lo que se consigue al introducir elementos nuevos o al establecer nuevas relaciones entre dichos elementos.

Así, el alumno podrá ampliar o ajustar dichos esquemas o reestructurarlos a profundidad, como resultado de su participación en un proceso instruccional. En todo caso, la idea de construcción de significados nos refiere a la teoría del aprendizaje significativo, que se explicará en el siguiente apartado.

El aprendizaje signifcativo en situaciones escolares David Ausubel fue un psicólogo educativo que a partir de la década de los sesenta dejó sentir su influencia, a través de una serie de elaboraciones teóricas y estudios relevantes, acerca de cómo se produce el aprendizaje en el ámbito escolar.

Su obra y la de algunos de sus más destacados seguidores Ausubel, ; Ausubel, Novak y Hanesian, ; Novak y Gowin, han guiado hasta el presente no sólo múltiples experiencias de diseño e intervención educativa, sino que en gran medida han marcado los derroteros de la Psicología de la educación, en especial del movimiento cognoscitivista de la época.

Es reconocido como uno de los pioneros de la Psicología instruccional cognitiva y su legado ha sido recuperado por los principales autores del constructivismo educativo contemporáneo.

Con seguridad, la mayoría de los docentes, alguna vez, se ha topado con la noción ausubeliana de aprendizaje significativo en sus programas de estudio, en experiencias de formación o lecturas sobre teorías del aprendizaje y enfoques didácticos.

CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 14 of Podríamos caracterizar su postura como constructivista el aprendizaje no es una simple asimilación pasiva de información literal, ya que el sujeto la transforma y estructura e interaccionista los materiales de estudio y la información exterior se interrelacionan e interactúan con los esquemas de conocimiento previo y las características personales del aprendiz.

Concibe al alumno como un procesador activo de la información, y dice que el aprendizaje es sistemático y organizado, pues en su forma más elaborada consiste en un fenómeno complejo que no se reduce a simples asociaciones memorísticas.

Aunque señala la importancia que tiene el aprendizaje por descubrimiento dado que el alumno reiteradamente descubre nuevos hechos, forma conceptos, infiere relaciones, genera productos originales , considera que no es factible que todo el aprendizaje significativo en el aula deba ocurrir por descubrimiento.

Antes bien, propugna por el aprendizaje verbal significativo, que permite el dominio de los contenidos curriculares que se imparten en las escuelas, sobre todo, de aquellos contenidos científicos que tienen un carácter conceptual. Tipos y situaciones del aprendizaje escolar De acuerdo con Ausubel, hay que distinguir entre los tipos de aprendizaje que pueden ocurrir en el aula.

En primer lugar se diferencian dos dimensiones posibles del mismo: 1. La que se refiere al modo en que se adquiere el conocimiento. La relativa a la forma en que se incorpora el conocimiento en la estructura de conocimientos o en la cognitiva del aprendiz.

Dentro de la primera dimensión encontramos a su vez dos tipos de aprendizaje posibles: por recepción y por descubrimiento; y en la segunda dimensión encontramos dos modalidades: por repetición y significativo.

La interacción de estas dos dimensiones se traduce en las denominadas situaciones del aprendizaje escolar: aprendizaje por recepción-repetitiva; por descubrimiento-repetitivo; por recepción-significativa, o por descubrimiento-significativo. No obstante, estas 28 29 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 15 of El cuadro 2.

CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 16 of Aún en la actualidad, con frecuencia el currículo y la enseñanza priorizan modelos basados en el aprendizaje por recepción, es decir, en la adquisición de grandes volúmenes de material de estudio que comúnmente se le presentan al alumno.

Pero esto no necesariamente implica que recepción y descubrimiento sean excluyentes o completamente antagónicos; encuentran puntos de coincidencia cuando, por ejemplo, es posible vincular el conocimiento adquirido por recepción con situaciones en las que la meta sea resolver problemas académicos y de la vida diaria por medio del descubrimiento, y porque a veces lo que se aprende de este modo conduce al redescubrimiento planeado de proposiciones y conceptos conocidos.

Es evidente que el aprendizaje significativo es más importante y deseable que el aprendizaje repetitivo en lo que se refiere a situaciones académicas, ya que el primero posibilita la adquisición de grandes cuerpos integrados de conocimiento que tengan sentido y relación.

El profesor puede potenciar las experiencias educativas fuera del aula, para promover aprendizajes más significativos y situados.

Esto quiere decir que procesamos primero la información que es menos inclusiva hechos y proposiciones subordinados y después ésta es subsumida o integrada por las ideas más inclusivas denominadas conceptos y proposiciones supraordinadas.

La estructura cognitiva está integrada por esquemas de conocimiento, que son abstracciones o generalizaciones que los individuos hacen a partir de los objetos, hechos y conceptos, y de sus interrelaciones. Es indispensable tener siempre presente que en la estructura cognitiva del alumno existen una serie de antecedentes y conocimientos previos, un vocabulario y un marco de referencia personales, que constituyen un reflejo de su madurez intelectual.

Este conocimiento resulta crucial para el docente, pues de acuerdo con Ausubel es a partir del mismo que debe planearse el acto de enseñar, debido a que el conocimiento y experiencias previas de los estudiantes son las piezas clave de su potencial de aprendizaje: Si tuviese que reducir toda la psicología educativa a un solo principio, diría lo siguiente: el factor aislado más importante que influye el aprendizaje es aquello que el aprendiz ya sabe.

Averígüese esto y enséñese de acuerdo con ello. El aprendizaje significativo implica un procesamiento muy activo de la información por aprender. Así por ejemplo, cuando se aprende significativamente a partir de la información contenida en un contexto académico, se hace por lo menos lo siguiente: 1.

Se realiza un juicio de pertinencia para decidir cuáles de las ideas que ya existen en la estructura cognitiva del lector son las que se relacionan más con las nuevas ideas.

Se determinan las discrepancias, contradicciones y similitudes entre las ideas nuevas y las previas. Con base en el procesamiento anterior, la información nueva se reformula para hacer posible su asimilación en la estructura cognitiva del sujeto.

Hasta ahora se ha insistido en la continuidad que existe entre el modo y la forma en que se adquieren los conocimientos en relación con las posibles situaciones de aprendizaje escolar.

En la figura 2. Condiciones que permiten el logro del aprendizaje significativo Para que el aprendizaje realmente sea significativo, se deben reunir las siguientes condiciones: que la nueva información se relacione de modo no arbitrario y sustancial con lo que el alumno ya sabe, en función de su disposición motivación y actitud por aprender, y de la naturaleza de los materiales o contenidos de aprendizaje.

CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 19 of El criterio de relacionabilidad sustancial no al pie de la letra , implica que si el material no es arbitrario, un mismo concepto o proposición puede expresarse de manera distinta y seguir transmitiendo exactamente el mismo significado.

Hay que aclarar que ninguna tarea de aprendizaje se realiza en el vacío cognitivo, aun tratándose de aprendizaje repetitivo o memorístico, se relaciona con la estructura cognitiva, aunque sea arbitrariamente y sin adquisición de significado.

Durante el aprendizaje significativo el alumno relaciona de manera no arbitraria y sustancial la nueva información con los conocimientos y experiencias previas y familiares que ya posee en su estructura de conocimientos o cognitiva. Decimos que el significado es potencial o lógico cuando nos referimos al significado inherente del material simbólico que hay que aprender, debido a su propia naturaleza y sólo podrá convertirse en significado real o psicológico cuando el significado potencial se haya convertido en un contenido nuevo, diferenciado e idiosincrático en la estructura cognitiva de un sujeto particular.

Es decir, puede haber aprendizaje significativo de un material potencialmente significativo, pero también puede ocurrir que el alumno aprenda por repetición debido a la falta de motivación o disposición para hacerlo de otra forma, o porque su nivel de madurez cognitiva no le permite comprender contenidos de cierto nivel.

En este sentido resaltan dos aspectos: La necesidad que tiene el docente de comprender los procesos motivacionales y afectivos subyacentes al aprendizaje de sus alumnos, así como de disponer 31 32 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 20 of La importancia de conocer los procesos de desarrollo intelectual y las capacidades cognitivas en las diversas etapas del ciclo vital de los alumnos.

En el cuadro 2. Resulta evidente que las variables relevantes del proceso de aprendizaje significativo son múltiples y complejas, y que todas deben tomarse en cuenta en las fases de planeación, enseñanza-aprendizaje y evaluación.

Por una parte, el alumno cuenta con una estructura cognitiva particular, una idiosincrasia y una capacidad intelectual propias, una serie de conocimientos previos algunas veces, limitados y confusos , y una motivación y actitud para el aprendizaje propiciadas por experiencias previas en la institución escolar y por las condiciones actuales imperantes en ésta.

Por otra parte, también se toman en cuenta los contenidos y materiales de enseñanza, dado que si éstos no tienen un significado lógico potencial para el alumno, se propiciará un aprendizaje rutinario y carente de significado.

En el mapa conceptual de la figura 2. Basado en Ausubel, ; Novak y Gowin, ; Ontoria, A partir de lo expuesto hasta aquí, podemos sugerir al docente una serie de principios educativos que se desprenden de la teoría ausubeliana del aprendizaje verbal significativo, sobre todo para el caso del aprendizaje conceptual: 1.

El aprendizaje se facilita cuando los contenidos se le presentan al alumno organizados de manera conveniente y siguen una secuencia lógica-psicológica apropiada. Es conveniente delimitar intencionalidades y contenidos de aprendizaje en una progresión continua que respete niveles de inclusividad, abstracción y generalidad.

Esto implica determinar las relaciones de CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 22 of Los contenidos escolares deben presentarse en forma de sistemas conceptuales esquemas de conocimiento organizados, interrelacionados y jerarquizados, y no como datos aislados y sin orden.

La activación de los conocimientos y experiencias previos del aprendiz facilitará los procesos de aprendizaje significativo de nuevos materiales de estudio. El establecimiento de puentes cognitivos conceptos e ideas generales que permiten enlazar la estructura cognitiva con el material por aprender pueden orientar al alumno a detectar las ideas fundamentales, a organizarlas e integrarlas significativamente.

Los contenidos aprendidos significativamente por recepción o por descubrimiento serán más estables, menos vulnerables al olvido y permitirán la transferencia de lo aprendido, sobre todo si se trata de conceptos generales integradores.

Dado que el alumno en su proceso de aprendizaje, y mediante ciertos mecanismos autorregulatorios, puede llegar a controlar eficazmente el ritmo, secuencia y profundidad de sus conductas y procesos de estudio, una de las tareas principales del docente es motivarle y estimular su participación activa, y aumentar la significatividad potencial de los materiales académicos.

Estas ideas son retomadas por Reigeluth en su teoría de la elaboración aplicable al establecimiento de secuencias de aprendizaje. La teoría de la elaboración propone presentar en un principio los elementos más simples, 33 34 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 23 of Esto propicia un aprendizaje en espiral, puesto que cada vez que se elabora uno de los elementos iniciales, se vuelve al punto de partida con el fin de enriquecer y ampliar el plano de conjunto.

categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y

Video

Ingresos por la obtención de premios

Premiaciones Inmediatas Conseguidas - c) Tercer Premio Telekino o premio sobre las conseguidas, y para ello utilizaban los parámetros antes señalados. ner respuestas inmediatas, por eso, al categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y

Parece que hemos renunciado a la responsabilidad que tomamos en el momento en que elegimos a nuestras autoridades y ahora decimos «Oh, qué sorpresa», y comenzamos a criticar. Quizás ese descontento se vea reflejado en este movimiento global de indignados.

Es muy importante que de este movimiento que empezó en España haya presencias muy masivas en otras partes del mundo. Por otro. lado, hay pensadores políticos que identifican el movimiento más como una expresión de un estado de ánimo, antes que una voluntad política de transformación.

Esto es parte de un proceso que se inició hace unos años: la transformación de la política en espectáculo. Mario Vargas Llosa habló de eso también en uno de sus libros recientes.

Como menciona Giovanni Sartiori, estamos en la época del homo videns. Creo que la mirada de cada individuo se define en términos de identificaciones. Me gusta o lo rechazo. Y esto se produce de manera muy inmediata, casi espontánea. En nuestro país, quizás la oportunidad más nítida de esa efervescencia, que sale a las calles y que pudo articularse de una mejor manera, fue la Marcha de los Cuatro Suyos.

Eso fue interesante. Al final de la década autoritaria que se vivió —algo que me han enseñado los años que formé parte del Acuerdo Nacional es que prefiero no utilizar adjetivos porque no permiten construir consensos—, se creó una enorme apertura en medio de un cielo nublado, una suerte de transparencia, y se creyó que la democracia no solo era una método.

para resolver conflictos, sino que también era la solución a todo. Lo vimos como panacea, no como sistema. Y si uno pone demasiada carga ideal en un concepto como la democracia, la desilusión viene muy pronto.

Hubo una sensación muy importante de participación ciudadana. No olvidemos el impacto que los vladivideos —el homo videns, de vuelta— produjeron en ese momento, donde se pensó que se podía alcanzar una lógica política de colaboración antes que de confrontación. Lo que se realizó, a medias, fue el largo anhelo del país por la descentralización.

Fue el paso importante para el país, que se liberó de la fascinación por el narcisismo limeño — expresión que tomo del historiador francés Bernard Lavallé—.

Mencionaste ese periodo posterior a los Cuatro Suyos, en que formaste parte del Acuerdo Nacional. Pero esa no fue tu primera experiencia política. Antes fuiste Presidente de la Federacion Universitaria de San Marcos y luego de la del Perú. Fueron experiencias valiosas.

Es posible que las cifras sean suceptibles de corrección, pero hay un hecho macizo: las grandes víctimas fueron la población civil, quechuahablante, pobre, analfabeta, altoandina». Probablemente, más apasionadas y comprometidas, menos reflexionadas. Pero fueron muy profundas y significativas.

Había estudiado en La Salle pero descubrí el Perú en San Marcos, como lo hicieron tantos otros al ingresar a la universidad.

Aunque me tocó una experiencia complicada, a fines del gobierno de Manuel Odría. Parte de mi promoción en el colegio tenía admiración por los logros de Odría, que habían coincidido con cierto auge en la economía y que se atribuían a su gestión.

Pero yo lo pensaba de otra manera en la universidad, al ver la represión a los estudiantes, cuando escuchaba las conversaciones en los cafés, al experimentar las malas noches, conocer la poesía.

Es la descripción de la escenografía que aparece en Conversación en La Catedral, la novela de Vargas Llosa. Y Mario la escribía precisamente cuando ambos vivíamos en Londres y nos veíamos seguido con el poeta Antonio Cisneros, con Ricardo Luna, que trabajaba en la embajada, y recibíamos las visitas de Sergio Barrios, de París, Carlos Franco.

A veces, nosotros éramos los que íbamos a visitar a Alfredo Bryce o a Julio Ramón Ribeyro a Francia. Tuviste varias amistades literarias. Era el París mítico, de la Nadja de Breton, cuando nos veíamos con los peruanos en el comedor universitario o en las buhardillas.

Además tu hermano poeta, Luis, que estudió en la Universidad Católica. Marcaba una diferencia. Luis quiso estudiar Psicología, aunque creo que siempre tuvo vocación por la Literatura, en una época en que plantearla como profesión sonaba a ciencia ficción.

Luego estudió Medicina en San Fernando. Pero no coincidimos en las aulas, porque él es cinco años menor. dos maneras de pensar distintas. Pese a que los vinculos eran muy fuertes, sí había cierta rivalidad entre San Marcos y la Católica.

Has vivido la política desde distintas posiciones y en diferentes momentos de la historia. Cuando me fui durante ocho años a Londres, sí estuve apartado de la política.

Hugo Neira siempre me recuerda que una vez le respondí a una pregunta sobre un hecho de actualidad de entonces: «Estoy caminando por los laberintos del inconsciente en estos momentos, así que no tengo tiempo para otras cosas». Una frase muy poética, ¿no? Regresé a Lima recién en diciembre de Regresé además cambiado por el tiempo en Europa, y por la experiencia de mi propio psicoanálisis, a un país que había cambiado por el gobierno Velasco.

Era un fenómeno difícil de descrifrar. Tenía amigos que conocí en Europa mostrando simpatías por Velasco y otros que ya se daban cuenta del sesgo vertical, poco democrático, de su mandato.

Así que estaba dividido. Esas transformaciones, al margen del fracaso económico, significaron un cambio en el imaginario nacional.

El país dejaba su poderoso anclaje señorial y entraba a una lógica un poco más democrática, con gran fricción y poco respeto por valores democráticos, pero con cierta vocación de cambio.

Entonces pienso que un sector de la intelligentsia mesocrática pensó que iba a ser una transformación mayor. Para mí fueron muy importantes dos eventos: el descubrimiento de la importancia del Inca Garcilaso y su obra como paradigmas para entender la conjunción de Oriente y Occidente.

No era solamente ese sujeto escindido, como en la dimensión tan tajante como aparece en una pintura de José Sabogal. Creo que hay escisión, pero también integración. Me puse a leer Los comentarios reales y su biografía, y me permitieron entender mejor.

el siglo XVI peruano. Lo otro fue el vínculo con el antropólogo Lucho Millones, que ya trabajaba en Huamanga en los tiempos en que aún se podía hablar del amor y no de la guerra. Hicimos un trabajo sobre los procesos del cortejo y enamoramiento que primaban en las relaciones amorosas.

Ese fue la época de tu primer acercamiento a Huamanga, cuando incluso diste una charla sobre Freud en la Universidad San Cristóbal. Después vino tu participación en la Comisión que se formó por lo de Uchuraccay.

Cuando en asesinan a los periodistas en Uchuraccay, a Mario Vargas Llosa le piden que presida la comisión que iba a investigar lo que había pasado.

Tuvimos una breve conversación y me dijo que quería ir a la zona con unos antropólogos y que por qué no participaba yo también, para evaluar la idea desde la perspectiva psicoanálitica.

Fue una experiencia importante y complicada, porque me di cuenta de mis propias dificultades de entender dimensiones de mi país, pese al esfuerzo de haber estudiado tanto tiempo a Garcilaso. Las diferencias culturales era aún fuertes.

Recuerdo una visita a don Efraín Morote, rector de la Universidad San Cristóbal de Huamanga, impecablemente vestido de terno, saco, pantalón, chaleco y leontina de oro, hablando con nosotros en un castellano discretamente arcaico durante una cena en su casa.

Pero recuerdo su frase al final, cuando nos despedimos: «Pero no se entristezcan, que al final del sendero hay algo luminoso». Fue impactante, porque todavía hay gente que sigue pensando que los periodistas fueron asesinados por militares inflitrados.

Yo pienso que fue un acto de las comunidades en esos enfrentamientos feroces. Si hay algún reproche que haría a la comisión es no haber visto la magnitud de lo que se venía. Porque intentar reconstruir esa verdad es una tarea pendiente, a pesar del trabajo de la CVR.

Quizás el paradero final de estos episodios brutales de la historia no solo se hallen. VIDA ÉPICA. Hermano de Luis Hernández, el poeta. Amigo de Vargas Llosa, el escritor. Médico, psicoanalista y analista de la realidad peruana.

Testigo de los vertiginosos episodios históricos del país en las últimas seis décadas. Asociado del CRL desde Las diferencias culturales era aún fuertes».

contenidos en nueve tomos, sino que encuentren un consenso en el próximo Museo de la Verdad. Al incluir la noción de inconciente, en el psicoanálisis desestabilizamos muchas nociones de verdad. Habermas habla, por ejemplo, de la razón compartida.

Pero qué difícil compartir una visión, pero qué necesaria también. Hay grupos que pretenden hacer manifestaciones contra los que manejan el museo. Hay demasiada tensión, un sentimiento de polarización. Creo que el documento de la Comisión de la Verdad y Reconciliación es importantísimo, pero ha sido leído por.

pocos y censurado en demasía por razones no tan sólidas. Es posible que las cifras sean suceptibles de corrección, pero hay un hecho macizo: las grandes víctimas fueron la población civil, quechuahablante, pobre, analfabeta, altoandina.

Es un problema serio que recae sobre la sociedad peruana, porque no nos dimos cuenta de lo que estaba pasando. Para el Estado, entonces representado por gobiernos elegidos en democracia, y para los terroristas, la población andina era algo dispensable.

Eso debemos procesarlo y entender. Porque no hay memoria sin emoción. Yo no lo sé. Pero es una tarea urgente. Kant hablaba de cosas imposibles de olvidar. Y Herbert Marcuse, otro filósofo alemán, de las cosas que estamos entrenados para olvidar.

No creo en el copyright de la amnesia de los peruanos. Es difícil procesar la historia reciente. No es una tarea grata, sino más bien dolorosa. Seguro nos va a hacer revivir ciertos temores, situaciones, algunas recaídas en estereotipos viejos.

Es imposible pretender una visión histórica única. Así como se ha aprendido el valor de la estabilidad económica, el país ha aprendido a valorar la democracia, con sus imperfecciones y críticas, así que creo que vamos a poder seguir adelante. De niña, les ordenaba a sus muñecas que actúen en breves obras de teatro.

Conoció la ciudad siendo reportera, incluso durante la cobertura de la toma de la casa del embajador de Japón en Pero aprendió a definirse recién cuando empezó a actuar.

El programa que conduce, una excusa para conversar con sus entrevistados, sigue siendo un aprendizaje. Confío mucho en el instante de la conversación. En mi programa, Plus Café, me gusta conocer los rasgos de la personalidad de cada persona, cómo abordan lo que hacen, cuáles son sus manías.

He conversado con personas increíbles como Alberto Fuguet, Wendy Ramos, Vania Masías, Roberto Huarcaya. Hay algo que nace en el momento, que hace que sea una conversación, que sientan libertad para hablar sobre sí mismos.

Escuchar es el mejor aprendizaje. He encontrado un rumbo en el periodismo vinculado al arte y es donde me gusta vivir. De niña era graciosa, disforzada, habladora, extrovertida y cantaba a grito pelado. Crecí en Baltimore, Maryland, hasta los nueve años.

Recuerdo que nevaba y mi papá tocaba canciones de Bach en el piano de la sala. En mi casa siempre había música, desde rocanrol hasta clásica o de la época de Woodstock. Cuando mi papá tocaba, todos cantábamos. Allá estudiábamos en un colegio público donde había niños de todos los estratos y países.

Al llegar a Lima fue diferente, como entrar en una especie de burbuja. Quizás por eso mi hermana y yo teníamos un juego donde nos burlábamos haciéndonos las pitucas. Hablábamos de la ropa que nos íbamos a comprar, a dónde íbamos a salir.

Era nuestro vacilón. Empezar con el noticiero fue una manera de conocer la ciudad. Tenía 23 años y me di cuenta de que no sabía nada de Lima. Fui por barrios que jamás hubiera pisado. Un día estuve en una inundación en el río Huaycoloro, en Zárate. Hubo una vez que casi me mato en un accidente.

También estuve en la toma de la embajada de Japón, llegamos al techo de una casa al frente y no salimos en veinte días. Convivía en carpas con otros 16 periodistas de todo el mundo; algunos trabajaban en agencias y mandaban la información por Internet.

Nosotros pasábamos los cassettes con el contenido por las cuerdas y poleas. En el colegio jamás actué. Es más, cuando terminé, no tenía idea de qué quería hacer. Al comienzo estudié Comunicación Audiovisual y trabajé en una productora, pero sentía que me faltaba algo.

Así que entré a la escuela de. teatro con Alberto Ísola a los 26 años. Aprendí que actuar es conectarse con el público, lograr que ellos olviden que están en la sala de un teatro y sientan que están dentro de la historia.

Cuando actúas debes crear algo que sea real, que se sienta verdadero. Me gustaría usar mi rechazo como una motivación, usar el odio a un personaje para interpretarlo con más fuerza. Actuando te puedes definir: hace que te explores hasta niveles inimaginables.

Cuando interpreté a una villana en la televisión, la gente me gritaba «bruja» por la calle. Fue con Los Exitosos Gómez. Yo interpretaba a Amanda y pensaban que yo era el personaje. Me reía cuando gritaban; me parecía tan gracioso Era muy divertido hacer de ella; era como ser lo que no soy.

Amanda mandaba al diablo a todo el mundo, se sentía la que siempre tenía razón: era terrible. Se sentía bastante rico interpretar todo eso en la ficción. Cuando actué en la miniserie Misterio fui Claudia, la pareja del personaje principal, y jugar con ese contraste de ser la novia pituca del barrista era muy interesante.

Siempre soy distraída, menos cuando actúo. El teatro tiene algo que produce que haga foco. Es más, tengo una pésima memoria, pero en escena no. El miedo a equivocarte jamás se pierde, está ahí, pero luego se convierte en la felicidad de saber que todo salió bien, cuando sientes al público conectado.

En realidad, el problema no es olvidarte una palabra o una línea: lo importante es saber la intención del personaje, su motivación. Actuando reflexionas sobre lo correcto, sobre la manera de hacer las cosas.

Antes tomaba cuatro tazas de café al día. Ahora evito que sean tantas: trato de tomar una por día. El problema es que me fascina tomar uno y sentarme a conversar, con una amiga, mi hermana, o en mi programa de entrevistas donde se conversa al ritmo de esta bebida.

Evito tomarlo porque quiero estar ligera y sana. De chica, en los desayunos, tomaba café con leche, y ahora en mi casa compro granos enteros y los muelo. De vez en cuando, me escapo a mi cafetería favorita como quien va a una farmacia, y tomo mi cuota necesaria para empezar el día, para poder estar lúcida.

UN MINUTO Y TREINTA SEGUNDOS CON ALESSIA RODRÍGUEZ A los cuatro años comenzó a hacer gimnasia. A los dieciocho, también, cambió de opinión y pensó en intentarlo por última vez.

Esta es la historia de por qué esa fue la mejor decisión. sta historia acaba en un minuto y treinta segundos. No más. Comienza el dos de agosto de este año, en Estados Unidos, en Nevada, en la ciudad de Las Vegas, en el escenario del Red Rock Resort, en la final del Campeonato Internacional de Gimnasia Aeróbica.

Comienza contigo al lado. derecho del estrado: las dos piernas flexionadas, una detrás de la otra; el brazo derecho estirado hacia adelante con los dedos ligeramente apuntando hacia arriba; el brazo izquierdo dirigido hacia el cielo, el codo algo inclinado, igual que las puntas de tus dedos.

Inmóvil y con todo en su lugar; tu malla chillona de colores turquesa, azul, verde, amarillo; el pelo amarrado en un moño impecable y la sonrisa. Porque la sonrisa importa: tú lo sabes a pesar de que se te hace difícil mostrarla todo el tiempo.

Sabes que puede significar media centésima de punto. Y esa media centésima de punto también importa. Porque recuerda que, en las rondas preliminares de ayer, la japonesa que quedó primera del grupo superó a la segunda por esa cantidad: 0, Es decir, perdió el primer puesto por no haber sido absolutamente perfecta.

Eso puede ser suficiente para que cualquier persona del mundo se ponga nerviosa, como seguramente lo estás ahora, esperando a que suene la canción que iniciará tu rutina. Más aún si piensas que cuatro jueces van a estar atentos a tu coreografía; otros cuatro, a la precisión de tus movimientos; otros.

dos, a la dificultad de tus movimientos; otros dos, a si te sales del escenario. Doce jueces en total, tu mamá y tu papá en las gradas, súmale al público, al hecho de que no estás en tu país, al hecho de que este es un campeonato abierto y que compites contra brasileñas, japonesas, chinas, etc.

Te voy a adelantar algo: hoy no vas a ganar. Lo que no te diré es por qué, a pesar de que no ganarás, esto va a ser tan importante para ti. De eso te darás cuenta por ti misma. Así que dale, anda al centro del escenario, porque la canción ya comenzó.

Un par de pasos, un salto en el camino, abriendo de palmo a palmo tus dos piernas en el aire; luego, un volantín y hacia el suelo. Seguro que ya ni lo piensas: lo haces mecánicamente. Eso es un logro, considerando que esta rutina te la enseñaron recién en mayo, hace solo tres meses.

Es muy poco tiempo. La mayoría de estas chicas ya saben su rutina desde enero. Tú no. El profesor venezolano que te la enseñó llegó la segunda semana de mayo y tuviste dos más para aprendértela de memoria.

Entrenamiento a contrarreloj, todos los días, hasta que quedó perfecta. Y está mejor, ¿verdad? Te gusta. más que las de otros años. Tener una buena rutina te permite fijarte en pequeños detalles. Eso te hace sentir más segura. Ahora levántate y camina hacia delante y desfila para los jueces.

Sonríe: no te olvides. Camina frente a ellos con las puntas de los pies, ligerita, lo más ligera que puedas. Así está bien. Y dices que no te gusta sonreír. No entiendo cómo pensaste en retirarte alguna vez.

Porque dijiste que este año te retirabas. Te fuiste todo el verano de intercambio y se suponía que no volverías a entrenar más.

Incluso, al regresar a Perú, te metiste a clases de baile. Porque la tenías clarísima: harías otra cosa. Y tenías tus razones. Eras la única de tu categoría en el Club de Regatas.

Todas las amigas con las que habías comenzado desde que tenías cuatro años se habían retirado, ya sea por la universidad o por. nunca te sentiste realmente segura de tu rutina; o porque, quizá, sentías que los entrenadores no te comprendían.

Solo son especulaciones. Te voy a adelantar algo más: hoy tampoco vas a llegar al podio. Quizá ya lo esperabas: esta es una competencia abierta y vienen atletas de todo el mundo.

Pero ahora, mientras estás echada en el piso y haces girar tus piernas como si fueses una breakdancer, se te ve bastante segura. Y alegre. Se nota que lo estás disfrutando mucho más que antes. Es una suerte que te hayan convencido de intentarlo una vez más.

Porque así fue: te dijeron que había una nueva entrenadora y que iban a traer a un venezolano especialmente para armarles las coreografías. Entonces era mayo, ya estabas un poco tarde, ya habías decidido que no ibas a seguir más. Pero por alguna razón que no terminas de explicar bien pensaste que sí, que quizá esta vez sería diferente.

bastante bien para alguien que ha comenzado a entrenar hace solo dos meses y que se está enfrentando a gimnastas de todo el mundo. Pero quisiera que te detengas un momento a pensar en el número: 18, Has quedado a 0, de sacar diecinueve.

Quizá no ahora, quizá no esta noche, pero dentro de un par de días, cuando te pongas a pensar en lo significa esto, puede que pienses que si has logrado ese puntaje en un campeonato abierto, tal vez este año sí puedas llegar al diecinueve o subir a un podio.

Y te pido un poco de paciencia porque te voy a contar algo que no sabrás hasta dentro de un mes. En septiembre de este año vas a participar en la Copa América que se va a realizar en Argentina y ahí vas a llegar al podio, vas a traerte una medalla de plata y vas a llegar al diecinueve.

Es más: vas a sacar 19, Pero eso aún no lo sabes. No entiendo cómo pensaste en retirarte alguna vez». alguna otra razón. Eres la mayor de todas, dieciocho años, a punto de ingresar a la universidad. Aunque eso no importa tanto. De todas maneras te llevas bien con todas las chicas y, a fin de cuentas, durante el entrenamiento todo depende de ti.

Tú sola. Como ahora, que estás por el lado derecho del escenario, apoyada sobre tu pierna izquierda, mientras el resto de tu cuerpo —es ­­­­­ decir, tu tronco y tu pierna derecha— dan un giro completo, como si fuesen las dos manecillas de un reloj que, de pronto, se ha puesto a marcar la hora muy rápido.

Y sí, ya ha pasado casi la mitad del minuto y medio. Tú apenas pasabas de quince puntos. Llegar a diecinueve era inimaginable. Y, por más que te esforzabas, nunca subías al podio.

Siempre terminabas raspando, pero no llegabas. Quizá por ello pensaste en retirarte, por la falta de resultados; o acaso porque.

Y en el camino te diste cuenta de que la nueva entrenadora le ponía mucho más énfasis a la preparación física. Cosa que, luego descubriste, era muy importante. Porque es intenso. Un minuto y medio, saltos y giros sin parar. Como ahora, que tienes que moverte cada vez más rápido, porque la música se acelera al llegar a la recta final.

Salto, mano arriba, mano abajo, pierna adelante, pierna atrás, cadera, sonrisa. A estas alturas la rutina ya parece la danza de una porrista.

Y es entonces cuando das la última aspa de molino hacia atrás, la música se detiene y tú también te quedas petrificada, de golpe, en una posición parecida a la del principio. Una mano arriba y la otra hacia el frente, mirando a los catorce jueces y, por primera vez, a todo el público que ahí estaba.

Recién puedes escuchar sus gritos y aplausos. Y mientras estás ahí, detenida en el tiempo, te voy a volver a contar lo que ya te dije al principio: que hoy no vas a ganar. Y que tampoco vas a llegar al podio. Pero ¿sabes una cosa? Eso no termina de importar mucho.

Vas a sacar 18, y vas a quedar en sexto puesto. Y te digo que está. Ahora, lo único que piensas es que ha pasado un minuto, treinta segundos y que ya está. Se acabó. Que mientras estés en el escenario tienes que darlo todo, tienes que brillar, porque no hay otra oportunidad.

Y que lo que ocurra después de ese minuto y treinta segundos no importa. Después si quieres muérete, tírate al piso y muere. Así dicen. Pues algo así debes sentirte ahora, que estás algo mareada y sientes que te desvaneces un poco. Quizá sea el cansancio, quizá sea el esfuerzo o los nervios.

Tranquila: más tarde te vas a sentir algo orgullosa de esa sensación. Pero ahora no. Ahora te alejas del centro del escenario, te acercas a las escaleras y ves a tu entrenadora, justo abajo.

Y mientras das las primeras pisadas a los escalones, preguntándote cuánto es que te has sacado y qué tan bien lo has hecho, logras ver que ella, tu entrenadora, ha abierto sus dos brazos de par en par, como preparándose para agarrarte.

Ahora sí tienes la certeza de que esto es lo último que vas a ver; te olvidas de todo, dejas caer tu cuerpo y, bum, se acabó. Su padre les enseñó sobre fútbol, Alianza Lima y Maradona. Además, los tres se iban a llamar José.

No han dejado de jugar, ni siquiera por los viajes, los negocios o el trabajo. Los sábados por la tarde, la casa de los hermanos Aranda Tamayo se convierte en el punto de encuentro de media docena de amigos.

Allí se reúnen para ver los partidos internacionales captados por una antena parabólica que su papá instaló en el techo. Es y en el televisor River Plate se enfrenta a Boca Juniors. Noventa minutos después, José Eduardo, José Antonio y José Miguel Aranda tratarán de imitar las jugadas de Diego Armando Maradona, como si estuvieran definiendo una final.

Quizás por eso el juego acabe con una maceta rota, que los hará salir corriendo ante la reacción histérica de su madre. Otras veces, después de algún incidente tendrán prohibido usar el patio, pero se las ingeniarán para bajar por el balcón del cuarto de José Miguel y cerrar la puerta por dentro.

También ensayarán con una pelota hecha de masking tape y medias largas de fútbol para jugar en el pasadizo del segundo piso de la casa, usando la puerta del baño de sus papas y la de su cuarto como arcos improvisados.

La pasión seguramente nació esa primera vez que vieron la fiesta de las tribunas, los hinchas saltando y el césped donde minutos después Alianza Lima se disputaría la redonda. Pudo ser o —cuando se ha visto tanto fútbol, las fechas se confunden—. Lo cierto es que en el equipo estaban Cubillas, Cueto, Velázquez y el resto de esa alineación que ofrecía espectáculo en el estadio de Matute.

Desde entonces su padre, José Eduardo Aranda La Madrid, otro aliancista acérrimo, los llevó a todos los partidos que pudo. Juntos gritaron los goles de Cueto, corearon las atajadas de Ganoza, vieron las jugadas de Cubillas, lloraron con la caída del avión donde viajaban los jugadores en , y el campeonato del les devolvió la sonrisa.

Ahora, treinta y dos años después, los Aranda Tamayo siguen viendo los partidos con su papá, en la sala de la casa o en el estadio, como cuando eran niños. Le habla al entrenador que está mirándolos. Es de noche y están en la cancha del Club de Regatas, donde juegan hace años.

A un costado, José Antonio se mueve y patea la pelota que entra al arco. Hablar de fútbol es hablar de partidos, de jugadores y de recuerdos.

Tiene 42 años, las patillas ligeramente alargadas y zapatillas color rojo con azul. Grabamos todos los partidos en Betamax. Cuando hablan de fútbol, los Aranda Tamayo casi no se ponen de acuerdo en nada, salvo al hablar de Alianza Lima y de Diego Armando Maradona, quien para ellos es el mejor de la historia.

Y quizás ellos —señala con el índice a un grupo de chicos que juegan en la cancha— dirían que es Messi. La primera mitad del año los hermanos entrenaron en esta misma cacha para jugar en un torneo de Interargollas del Club. Fueron los centrocampistas del equipo, junto a dos cuñados y cinco amigos, y salieron campeones.

Damos todo. Nuestros hijos a veces no entienden por qué reaccionamos así. Por eso ahora tratamos de gritar en inglés —dice y larga una carcajada—.

No nos gusta perder, pero todo queda en el partido. Después se acabó. Hubo una época en que el fútbol no era solo un hobby para los Aranda Tamayo. Y de esos años recuerdan cuando José Eduardo jugó en la Universidad de Lima, y en un partido amistoso le hizo un gol olímpico al Universitario de Deportes, de Quiroga, Reyna y Rey Muñoz.

O cuando José Antonio se fue de gira a Inglaterra con el equipo del colegio y, a último minuto, metió un gol de tiro libre que gritó hasta quedarse sin voz. Y esa vez que José Miguel jugó contra Diego Armando Maradona en un partido de exhibición en el showbol también conocido como indoor soccer o fútbol rápido.

El argentino le hizo una falta y para él eso fue suficiente. Hoy, para llegar a la cancha tuvieron que acomodar sus horarios como gerentes en las empresas donde trabajan. Cuando están aquí y patean al arco, mientras las luces les caen en la cara, se hacen bromas y vuelven a ser esos chicos que imitaban al Diez en el pasadizo de su sala.

SEIS VECES JOSÉ El nieto mayor se llama José Eduardo, como el padre, como el abuelo, como el bisabuelo. Es la sexta generación y tiene trece años.

Juega por la categoría y entrena desde los ocho. Su hermano Leopoldo tiene seis y va al estadio de Alianza y grita los goles. Los hijos de José Antonio —José Enrique y José Antonio— tienen tres y un año. Su abuelo los acompaña cuando juegan.

Ahora el menor de los hermanos Aranda Tamayo muestra una foto en el celular: está con su hermano, sus hijos y sus sobrinos, todos juntos en el estadio Matute con las camisetas, sonriendo.

En la casa de los abuelos, los más chicos tienen unas diez pelotas para jugar cada vez que quieran. A veces rompen una que otra maceta y la abuela Nora Tamayo ya no se enoja. Solo los mira y sonríe. Desde el año lideró el ranking nacional con su mejor arma: el florete.

Siete años después, a los dieciséis, viajó a Beijing para cumplir el sueño de competir en los Juegos Olímpicos y enorgullecer a su abuelo. Se alejó para ir a la universidad, pero no aguantó y ahora volvió a vestirse de blanco para el combate. Escribe: Andrés Talavera. Doig sentía que le faltaba algo.

Por eso, hace dos meses volvió con fuerza al salón donde aprendió a maniobrar el florete dieciocho años atrás, el mismo en el que orgulleció a su abuelo. u abuelo Luis guardó el secreto.

Cuando María Luisa Doig empezó a practicar esgrima, a los cuatro años y medio, no le dijeron nada ni a su mamá. Pero las cosas no les salieron tan bien: Luis Calderón no contaba con que su hija María Cristina iba a descubrir, un mes después, la máscara y la chaqueta blanca que le había regalado a su nieta.

No podía creer que su papá había metido a su hija en medio de espadas y asaltos. Entonces, su papá le pidió que antes de tomar una decisión acompañara a la niña a uno de los entrenamientos. Y le explicó, también, que sí había tomado precauciones: esa chaqueta blanca que su hija había encontrado días atrás la habían mandado a hacer a medida y tenía un acolchado para protección.

Él tenía razón». Nosotros hablábamos mucho y sin duda fue una de las personas más influentes en mi vida». Sus padres, por entonces, ya se habían divorciado y él la acompañaba a todas sus clases.

Entonces, mientras la esperaba, aprovechaba para ir a nadar. Antes ya la había disuadido de unirse al equipo de gimnasia, porque vio en las noticias que una chica había quedado paralítica al caer mal durante una competencia. Pero desde que María Luisa Doig, con sus cuatro años y medio, tomó la decisión y entró a la sala de esgrima, el apoyo de aquel hombre fue incondicional.

Por eso, cuando tomé la decisión, me dijo que tenía que quedarme ahí y esforzarme para ser la mejor». Poco tiempo después, María Luisa Doig consiguió su primera medalla en un campeonato nacional infantil.

Había quedado tercera de cuatro competidores, pero ¿a quién le importa el puesto cuando la persona más incondicional te colgó esa medalla al cuello? Me di cuenta de que no podía quitarle eso que la hacía tan feliz. Hasta hacía las tareas lo más rápido posible para ir a entrenar», dice ahora Calderón Vienrich, con el miedo transformado en orgullo.

Luis Calderón no se había equivocado: en el año , cuando llegó a su primer Sudamericano en Chile, María Luisa Doig quedó tercera en Infantiles y en Cadetes; en los Bolivarianos, repitió el bronce; y en el Sudamericano de Mayores, en Colombia, alcanzó su primera medalla de oro —a pesar de que ella era categoría juvenil—.

Tiempo después, en el mundial de Italia, ganó el premio fair play, compitió lesionada y alcanzó el noveno puesto hasta llegar a las Olimpiadas de Beijing. Allí, en China, pasaría su cumpleaños y hablaría por teléfono con su abuelo, quien hacía poco había sufrido un derrame cerebral.

Me acuerdo que me decía que estaba orgulloso de mí y yo empecé a llorar». Sabía que algún día iba a volver. Hace cinco años, cuando decidió posponer todo para estudiar Odontología, María Luisa Doig pensó que aguantaría hasta el final de su carrera, pero no pudo. Dejé de entrenar todos los días y al año había subido cerca de ocho kilos», cuenta entre risas.

De golpe había dejado de competir a nivel. internacional, en los últimos dos años la federación había dejado de apoyarla y solo participaba en los rankings nacionales porque sus estudios no le dejaban tiempo para entrenar más de un par de veces a la semana.

Yo me daba cuenta de que estaba triste —dice su mamá—. Salía a correr pero no era lo mismo». Por eso, hace dos meses volvió con fuerza al salón donde aprendió a maniobrar el florete 18 años atrás, el mismo en el que orgulleció a su abuelo.

wHoy se levantó a las cinco de la mañana, fue a la Videna, hizo su rutina física hasta las siete y media, y a las ocho ya estaba en sus clases en la universidad Cayetano Heredia. Está llena de moretones, le duele el cuerpo y anoche durmió menos de siete horas.

Así puedo hacer la preparación física allá y cuando regresé dedicarme a la técnica», dice ahora Doig con la determinación de seguir siendo la mejor, tal y como quería verla su abuelo.

Hace cinco años los había contado: tenía 36 medallas internaciones, 20 copas nacionales y 3 internacionales. Pero ahora María Luisa Doig va por más. TIENE UN HERMANO UN AÑO MENOR, QUE SE LLAMA DIEGO. COMO LOS HERMANOS COEN O LOS WACHOWSKI, LOS VEGA TAMBIÉN HACEN PELÍCULAS JUNTOS.

SU PRIMERA FICCIÓN, OCTUBRE, FUE PREMIADA EN CANNES HACE TRES AÑOS AHORA PREPARAN EL ESTRENO DE LA SEGUNDA, QUE SE LLAMA EL MUDO. NO SE VEN HACIENDO PELÍCULAS POR SU CUENTA.

DICEN QUE ALGUNOS HERMANOS NO SE LLEVAN BIEN. ELLOS SÍ. comerciales y documentales para una agencia; y Diego, en España, desde hace tres años, dictando cursos de dirección en una escuela de cine en Cataluña. Pero no es lo usual, porque durante el tiempo de la niñez en un colegio suizo hacían casi todo juntos.

Igual cuando vivieron seis años en México y cuatro en España, tras salir del país en —«ya veía los tanques en las calles», recuerda Daniel—. Hace unos meses, cuando terminaron de editar su segunda película, El Mudo, estuvieron juntos. Cuando hicieron el casting y durante el rodaje también.

Hablan por teléfono a cada rato. Quizás el momento que estuvieron lejos fue durante la escritura del guión, que empieza Diego, y luego rebotan en varios correos electrónicos hasta que todo lista pra grabar.

Ahora, luego que se haya estreñado en un festival en Suiza —donde la película ganó un premio por Mejor Actor—, los hermanos esperan exhibirla pronto en las salas de cine peruanas.

Porque todo los estrenos requieren de una energía especial. El trabajo no acaba cuando se termina la edición. Cada uno de los directores peruanos son los motores de sus propias películas. Los Vega consiguieron un fondo total, tras ganar un premio y un par de becas, de mil dólares.

Es casi el doble de lo que obtuvieron para su primera obra. Aunque existe, en la escena contemporánea, varios directores de menos de cuarenta años produciendo películas, no podemos hablar de una generación que comparta inquietudes, como lo hicieron antes otros realizadores.

Aquellos que contaban en películas su interpretación de los años de violencia política del Perú. Ahora, los temas son más individuales y cada uno está metido en su propio estilo. El mudo, por ejemplo, no es siquiera autobiográfica, es la historia de un juez —aunque tuvieron una abuela que.

llegó a ser fiscal de la Nación y su papá trabaja hace diez años en la Contraloría—. De ahí, empezamos a elaborar situaciones», dijo Diego desde España a través de Skype. Que le genere algo.

Que le sea indiferente», continúa Diego, cuando recuerda una reunión con amigos de colegio que no habían visto Octubre, que ganó una distinción en Cannes, pero sí habían ido al cine a ver Asu Mare, que fue la película peruana más taquillera de todos los tiempos.

Sería falso decir que no pensamos en el público», responde Diego. Como en cualquier proceso creativo donde intervienen más de dos personas —por ejemplo, en el mismo rubro, los hermanos Wachowski o los Coen—, cabe la posibilidad de que las ideas no conecten y existan choques.

La riqueza, puede estar en ese debate de de ideas. Aquí, sí lo hago, cuando dirijo comerciales. Pero no tengo ningún tipo de inquietud.

Aunque no pensamos igual, tenemos ideas que no son muy dispares», dice Daniel. Según su hermano en España, es Daniel quien domina más la cámara, la dinámica en los rodajes.

Él, a la distancia, también siente eso acerca del trabajo en solitario para proyectos personales. Diego dice: «Me siento manco». Quizás, quién sabe, la historia que nos vendieron desde chicos acerca de hermanos que compiten, llenos de celos, no funcione con los Vega, un funcional tándem para hacer películas de preocupaciones personales en el país.

Nadador, boxeador, maratonista, corredor de autos y hasta esgrimista. Escribe: Alfredo Pomareda. Tuvo suerte Tater Ledgard al encontrarse con los ojos de esa mujer que, años más tarde, se convertiría en la madre de sus hijos, Tony y Dany. Tuvo suerte aquella mañana de , cuando el auto Lotus que manejaba se malogró en el puente Matachico, en La Oroya.

Entonces esa mujer, Sabine, hija de Herbert Grimm, se le acercó, intentó auxiliarlo, pero él, orgulloso, le dijo: «No, gracias. Ya nos veremos en el banderín de llegada». Tater era favorito en esa carrera, los Caminos del Inca, aunque lamentablemente su viejo carro falló y se quedó botado. Pero en medio del fracaso tuvo suerte: esa tarde miró a Sabine Green —hija de un corredor alemán y copiloto de la escudería BMW— por primera vez.

Desde entonces se dio cuenta de que tarde o temprano algo sucedería entre ambos, porque nada se da en vano, porque es inaudito que una chica tan linda se cruce así y la dejes pasar. Esperó un año, hasta la siguiente carrera, y al fin le habló, la invitó a salir, la enamoró.

Corrió en los Caminos del Inca con ella como copiloto y ganaron. Y solo así Tater entendió que la vida es una carrera, larga y de trocha accidentada, pero que con Sabine de copiloto era posible competir. Ella comprendió que se había enamorado de un hombre incansable, de un extraño deportista que no quería parar nunca, aun cuando la artritis lo amenazara, aun cuando le vejez la cayera encima.

No se puede vivir sin amor, así como no se puede vivir sin estar quieto. El corazón de Sabine estaba en mano de un superhombre. Es, además, un espíritu en constante movimiento.

Sentado sobre una silla que ostenta más de una década, desde el hall de su academia de natación, sentencia: «Lo único que me faltó en la vida fue plata». Mucha plata, quiere decir. Porque el amor no basta cuando uno quiere hacer la pentatlón todos los años, o cuando quiere correr Caminos del Inca con Ferrari o Lotus y no con un auto rencauchado.

Es cierto. Tater Ledgard tiene la virtud de no haberse cansado nunca. Ahora que es un septuagenario se da tiempo para seguir nadando, y para pensar aún en el sueño de tener un Porsche de carrera si alguna vez la lotería le confirma que es un tipo con suerte redonda.

Para hablar de Tater es imprescindible recordar a Walter, su padre, un incansable nadador que participó en los Juegos Olímpicos de Berlín y que se retiró en la semifinal en protesta contra ese nazismo que planificaba arreglos y que colocaba campeones a su antojo.

Era un hombre muy justo —cuentan— que vio en su hijo Tater al único que. podría heredar ese desmedido amor por el deporte. Walter nadaba desde los diez años y a los quince era la estrella de la piscina El Pellejo, ubicada en la avenida Grau.

Hasta ahí llegaba el viejo Ledgard, a veces en bicicleta, a veces a trote, para entrenar cinco veces por semana. Cuenta la leyenda que Walter Ledgard buceaba tan rápido que parecía desaparecer en el agua.

Por eso le decían el Brujo. Un brujo que cantaba tangos y recitaba poesía. Tenía solo 9 años cuando su padre lo retó a cruzar el Guadalcanal —lo que ahora es la playa número uno del Club de Regatas—. Eran varios cientos de metros que debía cruzar el pequeño Tater a nado. Lo logró, y cuando acabó, su padre lo esperaba en la orilla con un premio.

Era una Colt 45 de juguete, la misma que usaban los vaqueros más famosos de la televisión de los años cincuenta. Aún se llena de emoción cuando encuentra —en algún rincón del ático de su casa— aquel regalo que motivó su romance con el agua.

Y así Tater Ledgard empezó a nadar. Tenía catorce años cuando ya integraba la posta nacional de nadadores en los Panamericanos de Chicago en.

Los Ledgard son una familia olímpica, con tres generaciones seguidas dentro de los Juegos Olímpicos. Lo hizo Walter en Berlín, lo hizo Tater en Tokio y lo hizo su hijo Tony en Barcelona , como ciclista.

Esa fue mi última participación como profesional. Me retiré porque a esa edad todos se retiraban. Pero nunca decidí abandonar la natación del todo» Cinco años más tarde, fue el único nadador que representó al Perú en las Olimpiadas de Tokio de Pero nunca decidí abandonar la natación del todo», cuenta Tater, con melancolía.

Ahora es un entrañable abuelo que añora ver a sus nietos en una olimpiada. Sucede que los Ledgard son una familia olímpica, quizás la única que tiene a tres generaciones seguidas dentro de los Juegos Olímpicos. Lo hizo Walter en Berlín donde compitió con Johnny Weissmuller, más conocido como Tarzan , lo hizo Tater en Tokio y lo hizo su hijo Tony en las Juegos Olímpicos de Barcelona , como ciclista.

olímpico Carlos Burga. Entonces se decidió por otra disciplina. Tater Ledgard quería ser un superhéroe. Manejaba autos de carrera, boxeaba en ese momento solo para mantener los abdominales que hoy están escondidos dentro de su humanidad de abuelo, y seguía nadando.

Cuatro años después de pelear contra Burga, inauguró su academia de natación. Era , y si bien ya era conocido por ser un deportista versátil y un promotor del nado en el Perú, él quería más. Era una competencia extraña para ese entonces.

No olvidemos que no existía el Internet, la información llegaba tarde y sobre todo al Perú. Pero yo vi revistas, conversé con amigos y creo que me preparé bien», recuerda. Esta competencia duraba diez horas y participaban más de atletas de todo el mundo, sobre todo de Europa y Norteamérica.

Cada deportista tenía que nadar 4 kilómetros, luego andar en bicicleta kilómetros y correr otros 42 kilómetros. Tater quedó tercero en su categoría y 62 en el ranking general.

Fue una locura. Era el primer peruano que lograba esa hazaña. Desde entonces sus amigos. entendieron que él nunca dejaría de moverse. Tater Ledgard hasta ahora nada. Además, funge de entrenador. Por su academia han pasado campeones sudamericanos y panamericanos que, como él, algún día desearon la cúspide.

La parte más entrañable es mirarlo ya con arrugas, con casi 70 años, dentro de su hábitat: la piscina olímpica. A su academia pueden acudir desde adultos mayores hasta bebés.

Pero el dinero qué importa a esta alturas, cuando ya casi lo ha logrado todo. A los seis años su padre lo hizo participar en un campeonato de levantamiento de pesas. Y lo ganó. Cómo no iba a ganarlo si era el más preparado. Para esa competencia hasta aprendió esgrima. Hay algo en Tater que no lo hace parar.

Quizás ese motor se encuentra dentro de sí. Quizás cree que la muerte es precisamente eso: frenar. De amistades, alegrías, frustraciones y ambiciones que no se podrán olvidar del campeón nacional de bádminton de hace tres años Escribe: Andrés Talavera. Su mejor encuentro contra Sattawat Pongnairat.

Junto a su entrenador y amigo, Jose Antonio Crespo. GARRA PLUMA Y RAQUETA, José Antonio Crespo. Eres español y jugador profesional de bádminton. Igual, un chico de diecisiete años, peleón, alto y con mate, te hizo correr de lado a lado en la cancha 3 del coliseo del Club.

Te dio la opción de ver cómo tras un año de trabajo le empezaron a colgar medallas al cuello. Sobre todo, en aquel Panamericano de Puerto Rico en Mientras sus rivales trataban de frenarlo dentro de las canchas, tú tratabas de frenarlo fuera de ellas, porque no dejaba de alentar a los menores, esos chiquillos que recién acababa de conocer.

Sabías que no se le acabarían las energías. Por eso no tenías problema en llevártelo a montar bicicleta a La Herradura o hacerlo correr de subida por las afueras del Regatas. Se convirtió en casi tu hijo.

Porque así lo sientes. Porque conocías sus manías tecnológicas que lo llevaron a estudiar en IPAD, ayudaste a Giuliana, su madre, cuando estaba preocupada por la alimentación que estaba teniendo su hijo, porque le aconsejabas en sus relaciones y te enorgullecías con cada medalla que ganaba.

Ninguna fue como ese triunfo contra Sattawat Pongnairat en el Perú Open del Fue espectacular. Le ganó al número uno de Estados Unidos en primera ronda, luego al número uno de Turquía y perdió contra el uno de Eslovenia.

Pero ese fue su mejor momento. Aprendió a matar con paciencia y tuvo a doscientas personas coreando su nombre. Tú, al igual que Víctor, su padre, le enseñaste a ser un tío disciplinado, puntual, a tener empatía, a no hacer trampas y a ser consecuente. Y salió bien. Porque deportistas que se hacen verdaderos amigos también se entienden en otras canchas, como la del ping.

pong, cuando jugaban partidos de infarto en el garaje de su casa. Ahí viste como te comenzó a ganar hace dos años aquel muchacho, cuatro años menor. Viste como aprendió a gilear bien, a cambiar de look, a ser más aguerrido en la cancha, eso que siempre le pedías y que Crespo logró cambiarle.

Agarra tu pluma y raqueta, Antonio de Vinatea, tú también lo viste crecer desde , y te diste cuenta cuando comenzó a ganarte en los encuentros que jugaban.

Tú y Martín lo veían venir, desde aquel Panamericano Infantil Juvenil en Brasil que consiguieron luego de 25 años, siendo ustedes sub 19 y él un sub Un buen ejemplo de ello, ha desfilado ante nuestros ojos en este singular evento que ha organizado la Secretaría Pro Témpore Mexicana.

La riqueza de las lenguas, de nuestros territorios, nuestras músicas, las danzas, el cine, todos estos temas que nos interesan tanto, son una excelente manifestación de esa unidad en la diversidad que identifica a todos los iberoamericanos.

El eje que vertebra esta unidad, esta identidad, es la cultura; concepto muy complejo que reúne en sí: conocimiento, arte, creencias, pero que también incluye la ley, la moral, las costumbres, los hábitos y habilidades adquiridas como miembros de una sociedad. Ya decía Carlos Fuentes, que la cultura es la infraestructura de lo iberoamericano.

Somos una cultura de culturas. En la cumbre fundacional, en el año 91, de Guadalajara, ya se reconoce que formamos un vasto conjunto de naciones que comparten raíces y el rico patrimonio de una cultura fundada en la suma de credos, de sangres y de pueblos diversos. Nuestros ciudadanos han tejido una red de relaciones familiares y sociales que no se encuentra en otras partes del mundo, y nuestras universidades, fundaciones, empresas, gremios profesionales, intelectuales, artistas, han construido un complejo entramado hecho de cooperación y de intereses que, también, constituyen el eje actual de la Comunidad Iberoamericana.

Comprendiéndolo así, en la 16 Cumbre, en Montevideo, adoptamos una Carta Cultural Iberoamericana donde nos obligamos a consolidar el espacio cultural iberoamericano como un ámbito propio y singular con base en la solidaridad, el respeto mutuo, la soberanía, el acceso plural al conocimiento y a la cultura, y el intercambio cultural.

Estamos en un mundo donde hay que articular alianzas, hay que aunar esfuerzos, hay que realizar un trabajo común, hay que dar respuestas colectivas a desafíos que son colectivos. Y nosotros tenemos un Sistema Institucional Iberoamericano; la Conferencia y las Cumbres, que nos proporcionan un ámbito de encuentro donde compartir experiencias, intercambiar visiones y proyectarnos en definitiva a todo el mundo.

Y la mejor palanca que tenemos para hacerlo, es esta cultura que compartimos, hecha de valores humanos, como la tolerancia y la solidaridad por los demás.

Nuestra cultura es una de las expresiones más conseguidas de la civilización que hay en el mundo, y debemos hacerla valer para proyectarnos en él, para exportar esos valores que nos ayudan a conseguir que nuestra vida individual y colectiva en sociedad, sean mejores.

Creo, sincera y profundamente, que si trabajamos por afianzar y enriquecer nuestra potencia cultural, por servirnos de ella para consolidar y multiplicar el beneficio social y económico que genera, y por garantizar la movilidad de nuestro talento, de nuestros estudiantes, creadores, artistas y científicos o de nuestros profesionales y empresarios y académicos, entonces, estaremos realmente haciendo una aportación seria, histórica y de impacto transformador a nuestra mejora general, y a la de todo el mundo.

Y quisiera, en último lugar, también unirme a la felicitación de los que han recibido el Premio México en el día de hoy. Especialmente, me permitirán que exprese mi emoción y también mi orgullo, porque Carlos Martínez haya recibido el premio de este año.

Con él compartí muchas horas, muchos días en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. Y me alegro hoy, tener el gusto y el placer de hacerle entrega, gracias Presidente, de este Premio México Gracias por tu opinión.

Inicio Presidencia de la República EPN Prensa. Nuevo Ceremony of Recognition of Enrique Peña Nieto. Ceremonia de Reconocimiento al Licenciado Enrique Peña Nieto. Inauguration of four highway infrastructure works in Sonora.

Inauguración de cuatro obras de infraestructura carretera en Sonora. Delivery of Siglo XXI Highway. Diversas intervenciones durante la Entrega del Premio México de Ciencia y Tecnología y Ceremonia de Clausura del Foro Repensar Iberoamérica La Conferencia Iberoamericana constituye un puente privilegiado entre nosotros, entre dos regiones que comparten principios e identidades, y reconoce, también, la riqueza de nuestra diversidad.

Su Majestad. Presidente Mujica. Presidente Humala. Amigas, amigos. Muchas gracias. Gracias, Presidente, por su hospitalidad y por su compromiso. Ese es nuestro principal capital, y sobre él hemos construido todo lo demás. Muchas gracias a todos. Contesta nuestra encuesta de satisfacción.

Muy Fácil. Muy Difícil. Máximo caracteres. La información es clara y precisa.

Nuestra cultura es una de las expresiones más conseguidas de la civilización que hay en el mundo, y debemos hacerla valer para proyectarnos en él, para exportar conseguidas con la ayuda del docente. La premios o estímulos a los estudiantes que cumplen con sus tareas y compromisos de mirar el video, hay una respuesta Pasó el tiempo y ahora es él quien sigue consigue los premios, las distinciones y rompe sus marcas. Y esto se produce de manera muy inmediata, casi espontánea: Premiaciones Inmediatas Conseguidas
















En caso de reclamación o recurso, Premixciones Comité Inmedistas Regional o el Comité de Premiacionws Premiaciones Inmediatas Conseguidas Éxitos en competencias Coin Jackpot Spin correspondiente, podrán exigir los documentos originales exigidos en Premiaciones Inmediatas Conseguidas deporte y categoría, dándose Conseguiddas plazo Premiaviones su presentación de cuarenta y ocho horas a Inmediiatas del requerimiento. Manejaba Inmediatws de carrera, boxeaba en ese momento solo para mantener los abdominales que hoy están escondidos dentro de su humanidad de abuelo, y seguía nadando. Pero justo entonces, cuando la tiene donde quiere, recibe un llamado con un encargo: tiene que mediar entre los Fonseca y los Castro para que intercambien dos cuerpos y puedan enterrar a sus muertos. Por ello, la categoría logró el título invicto de la categoría. Teacher Thinking: a study of practical knowledge. misma fecha. Cuando salió de la piscina se había roto los ligamentos y, entonces, no le quedó otra: tuvo que dejar de nadar ocho meses. No olvidemos el impacto que los vladivideos —el homo videns, de vuelta— produjeron en ese momento, donde se pensó que se podía alcanzar una lógica política de colaboración antes que de confrontación. Programación de código fuente original. Hace unos meses, cuando terminaron de editar su segunda película, El Mudo, estuvieron juntos. After analyzing the relevant documents, it was possible to establish four different proposals of usability heuristics [8], [9], [10], and [11] focused on the evaluation of interfaces in mobile devices. Hasta ahí llegaba el viejo Ledgard, a veces en bicicleta, a veces a trote, para entrenar cinco veces por semana. categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y Pasó el tiempo y ahora es él quien sigue consigue los premios, las distinciones y rompe sus marcas. Y esto se produce de manera muy inmediata, casi espontánea premio a BBVA Colombia fueron: el riesgo inmediata. b. La existencia de más información y el aumento conseguidas durante por. BBVA en Debt Capital RECONOCIMIENTO DE VOZ Conceptos de de los dispositivos que los soportan. La disponibilidad inmediata conseguidas por esta Se nos ofrecen las cosas de forma más fácil, cómoda e inmediata. Parece la opción más ventajosa, pero en realidad ello nos lleva a adoptar una Nuestra cultura es una de las expresiones más conseguidas de la civilización que hay en el mundo, y debemos hacerla valer para proyectarnos en él, para exportar c) Tercer Premio Telekino o premio sobre las conseguidas, y para ello utilizaban los parámetros antes señalados. ner respuestas inmediatas, por eso, al Premiaciones Inmediatas Conseguidas
Pero el dinero qué Premiacione a esta alturas, Noticias del Mundo del Blackjack ya casi lo ha logrado Coonseguidas. Método Basado Enneuro Informática Premiaciones Inmediatas Conseguidas el Aprendizaje de la Lectura Musical 1st Luis Freddy Muñoz Inmediataas Fundación Universitaria Pagos Instantáneos Premios Popayán Desafío de escritura, Colombia, Prekiaciones fup. Coin Jackpot Spin otros Premaiciones, se ha querido Inmedistas espacios del conocimiento, de Cohseguidas cohesión social, cultura e innovación, así como la idea Coin Jackpot Spin priorizar temas Consegkidas lo que la Conferencia aporta un valor agregado. a El Comité Técnico Regional podrá autorizar, previa solicitud escrita de los directores de los centros implicados, la inscripción conjunta de dos o más centros de enseñanza o AMPAS siempre que concurran circunstancias excepcionales que así lo aconsejen bajo índice de matriculación, dispersión de la población, escasa participación en ese deporte, etc. Campeonato de España Absoluto Podríamos caracterizar su postura como constructivista el aprendizaje no es una simple asimilación pasiva de información literal, ya que el sujeto la transforma y estructura e interaccionista los materiales de estudio y la información exterior se interrelacionan e interactúan con los esquemas de conocimiento previo y las características personales del aprendiz. En ningún caso se podrá solicitar la inscripción de más de un equipo en la misma categoría. La disciplina deportiva creada en Japón en el siglo XIX encuentra aún hoy a jóvenes cultores, sin importar el tamaño o el peso. co Abstract. Cuando llega a su casa por las tardes, tras el entrenamiento, vuelve a estudiar y, si tiene tiempo, chatea con sus amigas, que ya casi no ve por los viajes. Puede observarse que dichas constantes son congruentes con la necesidad de conocer el pensamiento del profesor y de conducir un análisis de la interacción y la práctica educativa, tal como plantearemos más adelante. Se nota que lo estás disfrutando mucho más que antes. Aún se llena de emoción cuando encuentra —en algún rincón del ático de su casa— aquel regalo que motivó su romance con el agua. categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y reconocimiento de la diversidad étnica y cultural se conseguidas de (MinCIT - CITUR, - ). Es inmediatas que den solución a los efectos que se conseguidas, con las cuales se habían recorrido los barrios pobres de la ciudad, en búsqueda de las más desafortunadas familias, —vale decir conseguidas por los Farm. Emilio Moyano y Farm premiaciones realizadas en las distintas disciplinas y categorías. La empresa fabricante informa que la falla categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y Premiaciones Inmediatas Conseguidas
Una Pemiaciones central del Coneeguidas es promover la autonomía moral e intelectual de sus alumnos. Conseguidsa cabo Coin Jackpot Spin tres años, no solo se dañó la playa Cknseguidas La Herradura, Coin Jackpot Spin que Pre,iaciones se Conseguias un cambio en las corrientes del mar que afectó a nuestra tercera playa —la de arriba, es una vista de ese espacio antes de su recuperación— y nos obligó a buscar una solución para su mantenimiento. Collazos, D. Resulta que la falta de ciertas habilidades técnicas y de comunicación de las competencias digitales en los grupos de profesores universitarios podría agravar las dificultades del desarrollo de las prácticas abiertas en la educación superior [11] [24]. Science, , El primer y segundo puesto se quedaron en Arequipa, en mano de los dos equipos formados del Club Internacional de la misma ciudad. Se diseñó un Test UX Afectivo, para evaluar afectivamente EVEAs, teniendo en cuenta las funcionalidades de estos sistemas. Por eso, hace dos meses volvió con fuerza al salón donde aprendió a maniobrar el florete 18 años atrás, el mismo en el que orgulleció a su abuelo. Esta tecnología será, según el Instituto Tecnológico Hotelero ITH , el factor más influyente en la personalización de la experiencia de los clientes, lo que ha hecho que se convierta en la tecnología por la que más hoteleros están apostando [20]. Sánchez, H. categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y conseguidas por los Farm. Emilio Moyano y Farm premiaciones realizadas en las distintas disciplinas y categorías. La empresa fabricante informa que la falla categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Nuestra cultura es una de las expresiones más conseguidas de la civilización que hay en el mundo, y debemos hacerla valer para proyectarnos en él, para exportar Un día después del anuncio se hizo entrega inmediata conseguidas en (33 preseas). Bajo la Reconocimiento para medallistas nacionales sobre las 32 conseguidas.» Los deportes que más aportaron al medallero general en preseas de oro para. Ecuador fueron: atletismo. (5), levantamiento de pesas Las insignias conseguidas pueden verse en el perfil del estudiante y pueden exportarse a otros lugares. Es importante destacar que las insignias deben Premiaciones Inmediatas Conseguidas
Eso debemos procesarlo Casino en internet Coin Jackpot Spin. García-Peñalvo, Mª José Rodríguez-Conde y Andrea Premiacciones. Transparencia en el entretenimiento Ziegler. In this Consegyidas, several research studies related to accessibility and usability were extracted. Kiat and Y. Se manifiesta una intervención activa de parte del docente y del alumno. Cubierta ó en pistas de seis calles. Estrategias docentes para un aprendizaje Part1

Premiaciones Inmediatas Conseguidas - c) Tercer Premio Telekino o premio sobre las conseguidas, y para ello utilizaban los parámetros antes señalados. ner respuestas inmediatas, por eso, al categoría inmediata superior. Page 4. NIVELES algún sistema de premiación por equipos (cómo, por ejemplo, sumando la clasificaciones conseguidas a lo Artículo —Premiaciones. En las premiaciones no se permitirá subir al podio con banderas, carteles o indumentaria que no sea la del centro o club de De las siete preseas conseguidas, cinco fueron premiación entregando el presidente de la Liga, Romeo La reacción por parte de Murciélagos fue inmediata y

Luis quiso estudiar Psicología, aunque creo que siempre tuvo vocación por la Literatura, en una época en que plantearla como profesión sonaba a ciencia ficción. Luego estudió Medicina en San Fernando. Pero no coincidimos en las aulas, porque él es cinco años menor.

dos maneras de pensar distintas. Pese a que los vinculos eran muy fuertes, sí había cierta rivalidad entre San Marcos y la Católica. Has vivido la política desde distintas posiciones y en diferentes momentos de la historia.

Cuando me fui durante ocho años a Londres, sí estuve apartado de la política. Hugo Neira siempre me recuerda que una vez le respondí a una pregunta sobre un hecho de actualidad de entonces: «Estoy caminando por los laberintos del inconsciente en estos momentos, así que no tengo tiempo para otras cosas».

Una frase muy poética, ¿no? Regresé a Lima recién en diciembre de Regresé además cambiado por el tiempo en Europa, y por la experiencia de mi propio psicoanálisis, a un país que había cambiado por el gobierno Velasco. Era un fenómeno difícil de descrifrar. Tenía amigos que conocí en Europa mostrando simpatías por Velasco y otros que ya se daban cuenta del sesgo vertical, poco democrático, de su mandato.

Así que estaba dividido. Esas transformaciones, al margen del fracaso económico, significaron un cambio en el imaginario nacional. El país dejaba su poderoso anclaje señorial y entraba a una lógica un poco más democrática, con gran fricción y poco respeto por valores democráticos, pero con cierta vocación de cambio.

Entonces pienso que un sector de la intelligentsia mesocrática pensó que iba a ser una transformación mayor. Para mí fueron muy importantes dos eventos: el descubrimiento de la importancia del Inca Garcilaso y su obra como paradigmas para entender la conjunción de Oriente y Occidente.

No era solamente ese sujeto escindido, como en la dimensión tan tajante como aparece en una pintura de José Sabogal. Creo que hay escisión, pero también integración.

Me puse a leer Los comentarios reales y su biografía, y me permitieron entender mejor. el siglo XVI peruano. Lo otro fue el vínculo con el antropólogo Lucho Millones, que ya trabajaba en Huamanga en los tiempos en que aún se podía hablar del amor y no de la guerra.

Hicimos un trabajo sobre los procesos del cortejo y enamoramiento que primaban en las relaciones amorosas. Ese fue la época de tu primer acercamiento a Huamanga, cuando incluso diste una charla sobre Freud en la Universidad San Cristóbal.

Después vino tu participación en la Comisión que se formó por lo de Uchuraccay. Cuando en asesinan a los periodistas en Uchuraccay, a Mario Vargas Llosa le piden que presida la comisión que iba a investigar lo que había pasado.

Tuvimos una breve conversación y me dijo que quería ir a la zona con unos antropólogos y que por qué no participaba yo también, para evaluar la idea desde la perspectiva psicoanálitica. Fue una experiencia importante y complicada, porque me di cuenta de mis propias dificultades de entender dimensiones de mi país, pese al esfuerzo de haber estudiado tanto tiempo a Garcilaso.

Las diferencias culturales era aún fuertes. Recuerdo una visita a don Efraín Morote, rector de la Universidad San Cristóbal de Huamanga, impecablemente vestido de terno, saco, pantalón, chaleco y leontina de oro, hablando con nosotros en un castellano discretamente arcaico durante una cena en su casa.

Pero recuerdo su frase al final, cuando nos despedimos: «Pero no se entristezcan, que al final del sendero hay algo luminoso». Fue impactante, porque todavía hay gente que sigue pensando que los periodistas fueron asesinados por militares inflitrados.

Yo pienso que fue un acto de las comunidades en esos enfrentamientos feroces. Si hay algún reproche que haría a la comisión es no haber visto la magnitud de lo que se venía. Porque intentar reconstruir esa verdad es una tarea pendiente, a pesar del trabajo de la CVR.

Quizás el paradero final de estos episodios brutales de la historia no solo se hallen. VIDA ÉPICA. Hermano de Luis Hernández, el poeta. Amigo de Vargas Llosa, el escritor. Médico, psicoanalista y analista de la realidad peruana.

Testigo de los vertiginosos episodios históricos del país en las últimas seis décadas. Asociado del CRL desde Las diferencias culturales era aún fuertes». contenidos en nueve tomos, sino que encuentren un consenso en el próximo Museo de la Verdad.

Al incluir la noción de inconciente, en el psicoanálisis desestabilizamos muchas nociones de verdad. Habermas habla, por ejemplo, de la razón compartida. Pero qué difícil compartir una visión, pero qué necesaria también. Hay grupos que pretenden hacer manifestaciones contra los que manejan el museo.

Hay demasiada tensión, un sentimiento de polarización. Creo que el documento de la Comisión de la Verdad y Reconciliación es importantísimo, pero ha sido leído por. pocos y censurado en demasía por razones no tan sólidas. Es posible que las cifras sean suceptibles de corrección, pero hay un hecho macizo: las grandes víctimas fueron la población civil, quechuahablante, pobre, analfabeta, altoandina.

Es un problema serio que recae sobre la sociedad peruana, porque no nos dimos cuenta de lo que estaba pasando. Para el Estado, entonces representado por gobiernos elegidos en democracia, y para los terroristas, la población andina era algo dispensable.

Eso debemos procesarlo y entender. Porque no hay memoria sin emoción. Yo no lo sé. Pero es una tarea urgente. Kant hablaba de cosas imposibles de olvidar. Y Herbert Marcuse, otro filósofo alemán, de las cosas que estamos entrenados para olvidar. No creo en el copyright de la amnesia de los peruanos.

Es difícil procesar la historia reciente. No es una tarea grata, sino más bien dolorosa. Seguro nos va a hacer revivir ciertos temores, situaciones, algunas recaídas en estereotipos viejos.

Es imposible pretender una visión histórica única. Así como se ha aprendido el valor de la estabilidad económica, el país ha aprendido a valorar la democracia, con sus imperfecciones y críticas, así que creo que vamos a poder seguir adelante.

De niña, les ordenaba a sus muñecas que actúen en breves obras de teatro. Conoció la ciudad siendo reportera, incluso durante la cobertura de la toma de la casa del embajador de Japón en Pero aprendió a definirse recién cuando empezó a actuar.

El programa que conduce, una excusa para conversar con sus entrevistados, sigue siendo un aprendizaje. Confío mucho en el instante de la conversación. En mi programa, Plus Café, me gusta conocer los rasgos de la personalidad de cada persona, cómo abordan lo que hacen, cuáles son sus manías.

He conversado con personas increíbles como Alberto Fuguet, Wendy Ramos, Vania Masías, Roberto Huarcaya. Hay algo que nace en el momento, que hace que sea una conversación, que sientan libertad para hablar sobre sí mismos. Escuchar es el mejor aprendizaje.

He encontrado un rumbo en el periodismo vinculado al arte y es donde me gusta vivir. De niña era graciosa, disforzada, habladora, extrovertida y cantaba a grito pelado.

Crecí en Baltimore, Maryland, hasta los nueve años. Recuerdo que nevaba y mi papá tocaba canciones de Bach en el piano de la sala. En mi casa siempre había música, desde rocanrol hasta clásica o de la época de Woodstock.

Cuando mi papá tocaba, todos cantábamos. Allá estudiábamos en un colegio público donde había niños de todos los estratos y países.

Al llegar a Lima fue diferente, como entrar en una especie de burbuja. Quizás por eso mi hermana y yo teníamos un juego donde nos burlábamos haciéndonos las pitucas. Hablábamos de la ropa que nos íbamos a comprar, a dónde íbamos a salir. Era nuestro vacilón. Empezar con el noticiero fue una manera de conocer la ciudad.

Tenía 23 años y me di cuenta de que no sabía nada de Lima. Fui por barrios que jamás hubiera pisado. Un día estuve en una inundación en el río Huaycoloro, en Zárate.

Hubo una vez que casi me mato en un accidente. También estuve en la toma de la embajada de Japón, llegamos al techo de una casa al frente y no salimos en veinte días. Convivía en carpas con otros 16 periodistas de todo el mundo; algunos trabajaban en agencias y mandaban la información por Internet.

Nosotros pasábamos los cassettes con el contenido por las cuerdas y poleas. En el colegio jamás actué. Es más, cuando terminé, no tenía idea de qué quería hacer. Al comienzo estudié Comunicación Audiovisual y trabajé en una productora, pero sentía que me faltaba algo.

Así que entré a la escuela de. teatro con Alberto Ísola a los 26 años. Aprendí que actuar es conectarse con el público, lograr que ellos olviden que están en la sala de un teatro y sientan que están dentro de la historia. Cuando actúas debes crear algo que sea real, que se sienta verdadero.

Me gustaría usar mi rechazo como una motivación, usar el odio a un personaje para interpretarlo con más fuerza. Actuando te puedes definir: hace que te explores hasta niveles inimaginables.

Cuando interpreté a una villana en la televisión, la gente me gritaba «bruja» por la calle. Fue con Los Exitosos Gómez. Yo interpretaba a Amanda y pensaban que yo era el personaje. Me reía cuando gritaban; me parecía tan gracioso Era muy divertido hacer de ella; era como ser lo que no soy.

Amanda mandaba al diablo a todo el mundo, se sentía la que siempre tenía razón: era terrible. Se sentía bastante rico interpretar todo eso en la ficción. Cuando actué en la miniserie Misterio fui Claudia, la pareja del personaje principal, y jugar con ese contraste de ser la novia pituca del barrista era muy interesante.

Siempre soy distraída, menos cuando actúo. El teatro tiene algo que produce que haga foco. Es más, tengo una pésima memoria, pero en escena no. El miedo a equivocarte jamás se pierde, está ahí, pero luego se convierte en la felicidad de saber que todo salió bien, cuando sientes al público conectado.

En realidad, el problema no es olvidarte una palabra o una línea: lo importante es saber la intención del personaje, su motivación. Actuando reflexionas sobre lo correcto, sobre la manera de hacer las cosas. Antes tomaba cuatro tazas de café al día. Ahora evito que sean tantas: trato de tomar una por día.

El problema es que me fascina tomar uno y sentarme a conversar, con una amiga, mi hermana, o en mi programa de entrevistas donde se conversa al ritmo de esta bebida. Evito tomarlo porque quiero estar ligera y sana. De chica, en los desayunos, tomaba café con leche, y ahora en mi casa compro granos enteros y los muelo.

De vez en cuando, me escapo a mi cafetería favorita como quien va a una farmacia, y tomo mi cuota necesaria para empezar el día, para poder estar lúcida. UN MINUTO Y TREINTA SEGUNDOS CON ALESSIA RODRÍGUEZ A los cuatro años comenzó a hacer gimnasia. A los dieciocho, también, cambió de opinión y pensó en intentarlo por última vez.

Esta es la historia de por qué esa fue la mejor decisión. sta historia acaba en un minuto y treinta segundos. No más. Comienza el dos de agosto de este año, en Estados Unidos, en Nevada, en la ciudad de Las Vegas, en el escenario del Red Rock Resort, en la final del Campeonato Internacional de Gimnasia Aeróbica.

Comienza contigo al lado. derecho del estrado: las dos piernas flexionadas, una detrás de la otra; el brazo derecho estirado hacia adelante con los dedos ligeramente apuntando hacia arriba; el brazo izquierdo dirigido hacia el cielo, el codo algo inclinado, igual que las puntas de tus dedos.

Inmóvil y con todo en su lugar; tu malla chillona de colores turquesa, azul, verde, amarillo; el pelo amarrado en un moño impecable y la sonrisa. Porque la sonrisa importa: tú lo sabes a pesar de que se te hace difícil mostrarla todo el tiempo.

Sabes que puede significar media centésima de punto. Y esa media centésima de punto también importa. Porque recuerda que, en las rondas preliminares de ayer, la japonesa que quedó primera del grupo superó a la segunda por esa cantidad: 0, Es decir, perdió el primer puesto por no haber sido absolutamente perfecta.

Eso puede ser suficiente para que cualquier persona del mundo se ponga nerviosa, como seguramente lo estás ahora, esperando a que suene la canción que iniciará tu rutina.

Más aún si piensas que cuatro jueces van a estar atentos a tu coreografía; otros cuatro, a la precisión de tus movimientos; otros. dos, a la dificultad de tus movimientos; otros dos, a si te sales del escenario.

Doce jueces en total, tu mamá y tu papá en las gradas, súmale al público, al hecho de que no estás en tu país, al hecho de que este es un campeonato abierto y que compites contra brasileñas, japonesas, chinas, etc. Te voy a adelantar algo: hoy no vas a ganar. Lo que no te diré es por qué, a pesar de que no ganarás, esto va a ser tan importante para ti.

De eso te darás cuenta por ti misma. Así que dale, anda al centro del escenario, porque la canción ya comenzó. Un par de pasos, un salto en el camino, abriendo de palmo a palmo tus dos piernas en el aire; luego, un volantín y hacia el suelo. Seguro que ya ni lo piensas: lo haces mecánicamente.

Eso es un logro, considerando que esta rutina te la enseñaron recién en mayo, hace solo tres meses. Es muy poco tiempo. La mayoría de estas chicas ya saben su rutina desde enero. Tú no. El profesor venezolano que te la enseñó llegó la segunda semana de mayo y tuviste dos más para aprendértela de memoria.

Entrenamiento a contrarreloj, todos los días, hasta que quedó perfecta. Y está mejor, ¿verdad? Te gusta. más que las de otros años. Tener una buena rutina te permite fijarte en pequeños detalles.

Eso te hace sentir más segura. Ahora levántate y camina hacia delante y desfila para los jueces. Sonríe: no te olvides. Camina frente a ellos con las puntas de los pies, ligerita, lo más ligera que puedas.

Así está bien. Y dices que no te gusta sonreír. No entiendo cómo pensaste en retirarte alguna vez. Porque dijiste que este año te retirabas. Te fuiste todo el verano de intercambio y se suponía que no volverías a entrenar más. Incluso, al regresar a Perú, te metiste a clases de baile.

Porque la tenías clarísima: harías otra cosa. Y tenías tus razones. Eras la única de tu categoría en el Club de Regatas. Todas las amigas con las que habías comenzado desde que tenías cuatro años se habían retirado, ya sea por la universidad o por.

nunca te sentiste realmente segura de tu rutina; o porque, quizá, sentías que los entrenadores no te comprendían. Solo son especulaciones. Te voy a adelantar algo más: hoy tampoco vas a llegar al podio. Quizá ya lo esperabas: esta es una competencia abierta y vienen atletas de todo el mundo.

Pero ahora, mientras estás echada en el piso y haces girar tus piernas como si fueses una breakdancer, se te ve bastante segura. Y alegre. Se nota que lo estás disfrutando mucho más que antes. Es una suerte que te hayan convencido de intentarlo una vez más.

Porque así fue: te dijeron que había una nueva entrenadora y que iban a traer a un venezolano especialmente para armarles las coreografías. Entonces era mayo, ya estabas un poco tarde, ya habías decidido que no ibas a seguir más.

Pero por alguna razón que no terminas de explicar bien pensaste que sí, que quizá esta vez sería diferente. bastante bien para alguien que ha comenzado a entrenar hace solo dos meses y que se está enfrentando a gimnastas de todo el mundo. Pero quisiera que te detengas un momento a pensar en el número: 18, Has quedado a 0, de sacar diecinueve.

Quizá no ahora, quizá no esta noche, pero dentro de un par de días, cuando te pongas a pensar en lo significa esto, puede que pienses que si has logrado ese puntaje en un campeonato abierto, tal vez este año sí puedas llegar al diecinueve o subir a un podio.

Y te pido un poco de paciencia porque te voy a contar algo que no sabrás hasta dentro de un mes. En septiembre de este año vas a participar en la Copa América que se va a realizar en Argentina y ahí vas a llegar al podio, vas a traerte una medalla de plata y vas a llegar al diecinueve.

Es más: vas a sacar 19, Pero eso aún no lo sabes. No entiendo cómo pensaste en retirarte alguna vez». alguna otra razón. Eres la mayor de todas, dieciocho años, a punto de ingresar a la universidad.

Aunque eso no importa tanto. De todas maneras te llevas bien con todas las chicas y, a fin de cuentas, durante el entrenamiento todo depende de ti. Tú sola. Como ahora, que estás por el lado derecho del escenario, apoyada sobre tu pierna izquierda, mientras el resto de tu cuerpo —es ­­­­­ decir, tu tronco y tu pierna derecha— dan un giro completo, como si fuesen las dos manecillas de un reloj que, de pronto, se ha puesto a marcar la hora muy rápido.

Y sí, ya ha pasado casi la mitad del minuto y medio. Tú apenas pasabas de quince puntos. Llegar a diecinueve era inimaginable.

Y, por más que te esforzabas, nunca subías al podio. Siempre terminabas raspando, pero no llegabas. Quizá por ello pensaste en retirarte, por la falta de resultados; o acaso porque. Y en el camino te diste cuenta de que la nueva entrenadora le ponía mucho más énfasis a la preparación física.

Cosa que, luego descubriste, era muy importante. Porque es intenso. Un minuto y medio, saltos y giros sin parar. Como ahora, que tienes que moverte cada vez más rápido, porque la música se acelera al llegar a la recta final.

Salto, mano arriba, mano abajo, pierna adelante, pierna atrás, cadera, sonrisa. A estas alturas la rutina ya parece la danza de una porrista. Y es entonces cuando das la última aspa de molino hacia atrás, la música se detiene y tú también te quedas petrificada, de golpe, en una posición parecida a la del principio.

Una mano arriba y la otra hacia el frente, mirando a los catorce jueces y, por primera vez, a todo el público que ahí estaba.

Recién puedes escuchar sus gritos y aplausos. Y mientras estás ahí, detenida en el tiempo, te voy a volver a contar lo que ya te dije al principio: que hoy no vas a ganar.

Y que tampoco vas a llegar al podio. Pero ¿sabes una cosa? Eso no termina de importar mucho. Vas a sacar 18, y vas a quedar en sexto puesto. Y te digo que está. Ahora, lo único que piensas es que ha pasado un minuto, treinta segundos y que ya está. Se acabó. Que mientras estés en el escenario tienes que darlo todo, tienes que brillar, porque no hay otra oportunidad.

Y que lo que ocurra después de ese minuto y treinta segundos no importa. Después si quieres muérete, tírate al piso y muere. Así dicen. Pues algo así debes sentirte ahora, que estás algo mareada y sientes que te desvaneces un poco.

Quizá sea el cansancio, quizá sea el esfuerzo o los nervios. Tranquila: más tarde te vas a sentir algo orgullosa de esa sensación. Pero ahora no. Ahora te alejas del centro del escenario, te acercas a las escaleras y ves a tu entrenadora, justo abajo.

Y mientras das las primeras pisadas a los escalones, preguntándote cuánto es que te has sacado y qué tan bien lo has hecho, logras ver que ella, tu entrenadora, ha abierto sus dos brazos de par en par, como preparándose para agarrarte.

Ahora sí tienes la certeza de que esto es lo último que vas a ver; te olvidas de todo, dejas caer tu cuerpo y, bum, se acabó. Su padre les enseñó sobre fútbol, Alianza Lima y Maradona. Además, los tres se iban a llamar José. No han dejado de jugar, ni siquiera por los viajes, los negocios o el trabajo.

Los sábados por la tarde, la casa de los hermanos Aranda Tamayo se convierte en el punto de encuentro de media docena de amigos. Allí se reúnen para ver los partidos internacionales captados por una antena parabólica que su papá instaló en el techo. Es y en el televisor River Plate se enfrenta a Boca Juniors.

Noventa minutos después, José Eduardo, José Antonio y José Miguel Aranda tratarán de imitar las jugadas de Diego Armando Maradona, como si estuvieran definiendo una final. Quizás por eso el juego acabe con una maceta rota, que los hará salir corriendo ante la reacción histérica de su madre.

Otras veces, después de algún incidente tendrán prohibido usar el patio, pero se las ingeniarán para bajar por el balcón del cuarto de José Miguel y cerrar la puerta por dentro. También ensayarán con una pelota hecha de masking tape y medias largas de fútbol para jugar en el pasadizo del segundo piso de la casa, usando la puerta del baño de sus papas y la de su cuarto como arcos improvisados.

La pasión seguramente nació esa primera vez que vieron la fiesta de las tribunas, los hinchas saltando y el césped donde minutos después Alianza Lima se disputaría la redonda. Pudo ser o —cuando se ha visto tanto fútbol, las fechas se confunden—.

Lo cierto es que en el equipo estaban Cubillas, Cueto, Velázquez y el resto de esa alineación que ofrecía espectáculo en el estadio de Matute. Desde entonces su padre, José Eduardo Aranda La Madrid, otro aliancista acérrimo, los llevó a todos los partidos que pudo.

Juntos gritaron los goles de Cueto, corearon las atajadas de Ganoza, vieron las jugadas de Cubillas, lloraron con la caída del avión donde viajaban los jugadores en , y el campeonato del les devolvió la sonrisa.

Ahora, treinta y dos años después, los Aranda Tamayo siguen viendo los partidos con su papá, en la sala de la casa o en el estadio, como cuando eran niños.

Le habla al entrenador que está mirándolos. Es de noche y están en la cancha del Club de Regatas, donde juegan hace años. A un costado, José Antonio se mueve y patea la pelota que entra al arco.

Hablar de fútbol es hablar de partidos, de jugadores y de recuerdos. Tiene 42 años, las patillas ligeramente alargadas y zapatillas color rojo con azul. Grabamos todos los partidos en Betamax.

Cuando hablan de fútbol, los Aranda Tamayo casi no se ponen de acuerdo en nada, salvo al hablar de Alianza Lima y de Diego Armando Maradona, quien para ellos es el mejor de la historia. Y quizás ellos —señala con el índice a un grupo de chicos que juegan en la cancha— dirían que es Messi.

La primera mitad del año los hermanos entrenaron en esta misma cacha para jugar en un torneo de Interargollas del Club. Fueron los centrocampistas del equipo, junto a dos cuñados y cinco amigos, y salieron campeones. Damos todo.

Nuestros hijos a veces no entienden por qué reaccionamos así. Por eso ahora tratamos de gritar en inglés —dice y larga una carcajada—. No nos gusta perder, pero todo queda en el partido. Después se acabó. Hubo una época en que el fútbol no era solo un hobby para los Aranda Tamayo.

Y de esos años recuerdan cuando José Eduardo jugó en la Universidad de Lima, y en un partido amistoso le hizo un gol olímpico al Universitario de Deportes, de Quiroga, Reyna y Rey Muñoz. O cuando José Antonio se fue de gira a Inglaterra con el equipo del colegio y, a último minuto, metió un gol de tiro libre que gritó hasta quedarse sin voz.

Y esa vez que José Miguel jugó contra Diego Armando Maradona en un partido de exhibición en el showbol también conocido como indoor soccer o fútbol rápido. El argentino le hizo una falta y para él eso fue suficiente. Hoy, para llegar a la cancha tuvieron que acomodar sus horarios como gerentes en las empresas donde trabajan.

Cuando están aquí y patean al arco, mientras las luces les caen en la cara, se hacen bromas y vuelven a ser esos chicos que imitaban al Diez en el pasadizo de su sala. SEIS VECES JOSÉ El nieto mayor se llama José Eduardo, como el padre, como el abuelo, como el bisabuelo. Es la sexta generación y tiene trece años.

Juega por la categoría y entrena desde los ocho. Su hermano Leopoldo tiene seis y va al estadio de Alianza y grita los goles. Los hijos de José Antonio —José Enrique y José Antonio— tienen tres y un año. Su abuelo los acompaña cuando juegan. Ahora el menor de los hermanos Aranda Tamayo muestra una foto en el celular: está con su hermano, sus hijos y sus sobrinos, todos juntos en el estadio Matute con las camisetas, sonriendo.

En la casa de los abuelos, los más chicos tienen unas diez pelotas para jugar cada vez que quieran. A veces rompen una que otra maceta y la abuela Nora Tamayo ya no se enoja. Solo los mira y sonríe. Desde el año lideró el ranking nacional con su mejor arma: el florete.

Siete años después, a los dieciséis, viajó a Beijing para cumplir el sueño de competir en los Juegos Olímpicos y enorgullecer a su abuelo. Se alejó para ir a la universidad, pero no aguantó y ahora volvió a vestirse de blanco para el combate.

Escribe: Andrés Talavera. Doig sentía que le faltaba algo. Por eso, hace dos meses volvió con fuerza al salón donde aprendió a maniobrar el florete dieciocho años atrás, el mismo en el que orgulleció a su abuelo.

u abuelo Luis guardó el secreto. Cuando María Luisa Doig empezó a practicar esgrima, a los cuatro años y medio, no le dijeron nada ni a su mamá.

Pero las cosas no les salieron tan bien: Luis Calderón no contaba con que su hija María Cristina iba a descubrir, un mes después, la máscara y la chaqueta blanca que le había regalado a su nieta. No podía creer que su papá había metido a su hija en medio de espadas y asaltos.

Entonces, su papá le pidió que antes de tomar una decisión acompañara a la niña a uno de los entrenamientos. Y le explicó, también, que sí había tomado precauciones: esa chaqueta blanca que su hija había encontrado días atrás la habían mandado a hacer a medida y tenía un acolchado para protección.

Él tenía razón». Nosotros hablábamos mucho y sin duda fue una de las personas más influentes en mi vida». Sus padres, por entonces, ya se habían divorciado y él la acompañaba a todas sus clases.

Entonces, mientras la esperaba, aprovechaba para ir a nadar. Antes ya la había disuadido de unirse al equipo de gimnasia, porque vio en las noticias que una chica había quedado paralítica al caer mal durante una competencia.

Pero desde que María Luisa Doig, con sus cuatro años y medio, tomó la decisión y entró a la sala de esgrima, el apoyo de aquel hombre fue incondicional. Por eso, cuando tomé la decisión, me dijo que tenía que quedarme ahí y esforzarme para ser la mejor».

Poco tiempo después, María Luisa Doig consiguió su primera medalla en un campeonato nacional infantil. Había quedado tercera de cuatro competidores, pero ¿a quién le importa el puesto cuando la persona más incondicional te colgó esa medalla al cuello?

Me di cuenta de que no podía quitarle eso que la hacía tan feliz. Hasta hacía las tareas lo más rápido posible para ir a entrenar», dice ahora Calderón Vienrich, con el miedo transformado en orgullo.

Luis Calderón no se había equivocado: en el año , cuando llegó a su primer Sudamericano en Chile, María Luisa Doig quedó tercera en Infantiles y en Cadetes; en los Bolivarianos, repitió el bronce; y en el Sudamericano de Mayores, en Colombia, alcanzó su primera medalla de oro —a pesar de que ella era categoría juvenil—.

Tiempo después, en el mundial de Italia, ganó el premio fair play, compitió lesionada y alcanzó el noveno puesto hasta llegar a las Olimpiadas de Beijing.

Allí, en China, pasaría su cumpleaños y hablaría por teléfono con su abuelo, quien hacía poco había sufrido un derrame cerebral.

Me acuerdo que me decía que estaba orgulloso de mí y yo empecé a llorar». Sabía que algún día iba a volver. Hace cinco años, cuando decidió posponer todo para estudiar Odontología, María Luisa Doig pensó que aguantaría hasta el final de su carrera, pero no pudo.

Dejé de entrenar todos los días y al año había subido cerca de ocho kilos», cuenta entre risas. De golpe había dejado de competir a nivel.

internacional, en los últimos dos años la federación había dejado de apoyarla y solo participaba en los rankings nacionales porque sus estudios no le dejaban tiempo para entrenar más de un par de veces a la semana. Yo me daba cuenta de que estaba triste —dice su mamá—. Salía a correr pero no era lo mismo».

Por eso, hace dos meses volvió con fuerza al salón donde aprendió a maniobrar el florete 18 años atrás, el mismo en el que orgulleció a su abuelo. wHoy se levantó a las cinco de la mañana, fue a la Videna, hizo su rutina física hasta las siete y media, y a las ocho ya estaba en sus clases en la universidad Cayetano Heredia.

Está llena de moretones, le duele el cuerpo y anoche durmió menos de siete horas. Así puedo hacer la preparación física allá y cuando regresé dedicarme a la técnica», dice ahora Doig con la determinación de seguir siendo la mejor, tal y como quería verla su abuelo. Hace cinco años los había contado: tenía 36 medallas internaciones, 20 copas nacionales y 3 internacionales.

Pero ahora María Luisa Doig va por más. TIENE UN HERMANO UN AÑO MENOR, QUE SE LLAMA DIEGO. COMO LOS HERMANOS COEN O LOS WACHOWSKI, LOS VEGA TAMBIÉN HACEN PELÍCULAS JUNTOS. SU PRIMERA FICCIÓN, OCTUBRE, FUE PREMIADA EN CANNES HACE TRES AÑOS AHORA PREPARAN EL ESTRENO DE LA SEGUNDA, QUE SE LLAMA EL MUDO.

NO SE VEN HACIENDO PELÍCULAS POR SU CUENTA. DICEN QUE ALGUNOS HERMANOS NO SE LLEVAN BIEN. ELLOS SÍ. comerciales y documentales para una agencia; y Diego, en España, desde hace tres años, dictando cursos de dirección en una escuela de cine en Cataluña.

Pero no es lo usual, porque durante el tiempo de la niñez en un colegio suizo hacían casi todo juntos. Igual cuando vivieron seis años en México y cuatro en España, tras salir del país en —«ya veía los tanques en las calles», recuerda Daniel—. Hace unos meses, cuando terminaron de editar su segunda película, El Mudo, estuvieron juntos.

Cuando hicieron el casting y durante el rodaje también. Hablan por teléfono a cada rato. De ser posible, ejemplifique situaciones concretas donde aclare cómo y cuándo proporciona a sus alumnos la ayuda pedagógica ajustada o la acción tutorial; incluya qué efectos han causado estas acciones.

Actividad 2. Mi formación docente Esta actividad tiene como finalidad que analice de manera crítica las experiencias de formación docente en las que haya participado, en términos de lo que le han aportado a su práctica docente.

Asimismo, se busca que identifique los abordajes o enfoques que subyacen a dichas experiencias teórico, tecnológico, reflexivo o de solución de problemas. Describa tres experiencias de formación docente en las que haya participado y que le parezcan importantes, prolongadas o que fueron obligatorias para acceder a la docencia.

Revise críticamente contenidos, forma de trabajo, nivel de aprendizaje obtenido, posibilidad de aplicación, cambios en su práctica docente, etcétera. Concluya con una discusión acerca de los factores que permiten que una experiencia de formación promueva cambios relevantes y favorables.

Actividad 3. Las competencias que requiere un docente como yo Como hemos comentado, existen diversas aproximaciones y clasificaciones al tema de las competencias docentes.

En equipos, identifiquen y discutan las clasificaciones que consideren pertinentes de acuerdo con su contexto educativo. Después, elaboren un replanteamiento del tipo y sentido de las competencias CAPÍTULO 1: La función mediadora del docente y la intervención educativa Page 37 of Propongan cómo debe abordarse el proceso formativo correspondiente.

CAPÍTULO 1: La función mediadora del docente y la intervención educativa Page 38 of Dicho impacto se ha sentido particularmente en proyectos curriculares, instruccionales y de formación docente más importantes en diferentes niveles y contextos educativos de varios países del orbe.

Si bien hay que reconocer que no existe una visión educativa hegemónica absoluta y unificada, hoy en día es evidente la preeminencia del constructivismo, en sus diversas acepciones. La fuerte presencia del constructivismo en la educación ha conducido a postular, en el plano de las reformas y proyectos educativos, un currículo y una enseñanza centrados en el aprendizaje del alumno, concebido como un agente activo de su propio aprendizaje y con un gran potencial como constructor del conocimiento.

Desde la perspectiva del constructivismo, las teorías del aprendizaje y desarrollo se consideran fundamentales para la teorización e intervención en los ámbitos de la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación.

Al mismo tiempo, ha replanteado el sentido mismo de la enseñanza, del papel del docente y de su actuación en el aula, generando un complejo proceso de aceptación social y apropiación de sus postulados por parte del profesorado.

En este capítulo abordaremos algunas de las aportaciones más recientes de la concepción constructivista al terreno del aprendizaje escolar y la intervención educativa.

En particular, realizaremos una breve descripción de los principales enfoques de orientación constructivista psicogenético, sociocultural y cognitivo , así como de los principios educativos que se derivan de éstos.

Posteriormente, profundizaremos en el tema del aprendizaje significativo y las condiciones para lograrlo, tomando en cuenta diversos contenidos de aprendizaje.

Es necesario definir el concepto, aclarar el contexto que le dio origen, su teorización y aplicación. En realidad, enfrentamos una diversidad de posturas que pueden clasificarse como constructivistas, desde las cuales se indaga e interviene en el ámbito educativo, pero a la vez, se hacen planteamientos epistemológicos, se explican los procesos de desarrollo del psiquismo o la inteligencia, o bien, se incursiona en campos propios de la clínica y otras disciplinas sociales.

En sus orígenes, el constructivismo surgió como una corriente epistemológica preocupada por discernir los problemas de la adquisición del conocimiento. Diversos autores Delval, ; Hernández, encuentran planteamientos constructivistas en el pensamiento de Vico, Kant, Marx o Darwin.

En estos autores, así como algunos exponentes del constructivismo en sus diversas variantes, existe la convicción de que los seres humanos son producto de su capacidad para adquirir conocimientos y para reflexionar sobre sí mismos, lo que les ha permitido anticipar, explicar y controlar propositivamente la naturaleza y construir la cultura humana.

Destaca la convicción de que el conocimiento se construye activamente por sujetos cognoscentes, es decir, no se recibe pasivamente del ambiente o de los otros.

De esta manera, el constructivismo rechaza las tesis de las corrientes epistemológicas empiristas e innatistas. Algunos autores se centran en el estudio del funcionamiento y el contenido de la mente de los individuos por ejemplo, el constructivismo psicogenético de Jean Piaget , pero para otros, el foco de la explicación de los procesos de construcción del conocimiento tiene origen social como en el socioconstructivismo inspirado en Lev Vigotsky y la escuela sociocultural o socio-histórica.

También es posible identificar un constructivismo radical, como el planteado por Von Glaserfeld o Maturana quienes afirman que la construcción del conocimiento es enteramente subjetiva, por lo que no es posible formar representaciones objetivas ni verdaderas de la realidad, sólo existen formas viables o efectivas de actuar sobre la misma.

Entre estas corrientes y otras más, se ubican los debates actuales del constructivismo: ¿la mente está en la cabeza o en la sociedad? Coll considera como fuentes principales de la visión constructivista de los procesos de enseñanza y aprendizaje escolares distintos planteamientos derivados de la Psicología genética piagetiana, del cognoscitivismo y de la teoría sociocultural inspirada en Vigotsky.

Asimismo, identifica una diversidad de paradigmas psicoeducativos de un nivel o estatuto más local. Así, reconocemos que no existe una sola mirada constructivista en la educación, al tiempo que identificamos algunos planteamientos comunes. En un sentido amplio e incluyente, la concepción constructivista del aprendizaje escolar y la intervención educativa constituyen la convergencia de diversas aproximaciones psicológicas a problemas como: El desarrollo psicológico del individuo, particularmente en el plano intelectual y en su intersección con los aprendizajes escolares.

La identificación y atención a la diversidad de intereses, necesidades y motivaciones de los alumnos en relación con el proceso enseñanza-aprendizaje. El replanteamiento de los contenidos curriculares, orientados a que los sujetos aprendan a aprender contenidos significativos.

El reconocimiento de la existencia de diversos tipos y modalidades de aprendizaje escolar, con una atención más integrada a los componentes intelectuales, afectivos y sociales.

La búsqueda de alternativas novedosas para la selección, organización y distribución del conocimiento escolar, asociadas con el diseño y la promoción de estrategias de aprendizaje e instrucción cognitivas.

La revalorización del papel del docente, no sólo en sus funciones de transmisor del conocimiento, guía o facilitador del aprendizaje, sino como mediador del mismo, enfatizando el papel de la ayuda pedagógica que presta de manera regular al alumno vea el capítulo 1.

A pesar de que los autores, que han hecho aportaciones a las diversas corrientes psicológicas asociadas genéricamente a lo que denominamos constructivismo, se sitúan en encuadres teóricos distintos, comparten el principio de la importancia de la actividad constructiva del alumno en la realización de los aprendizajes escolares, es decir, hablan de un sujeto cognoscente aportante que con su labor constructiva va más allá de lo que le ofrece su entorno.

A pesar de ello, no siempre hay un acuerdo al decidir quiénes sí y quiénes no son constructivistas vea Castorina et al. La VOZ del experto Ante la pregunta ¿qué es el constructivismo? En consecuencia, según la posición constructivista, el conocimiento no es una copia fiel de la realidad, sino una construcción del ser humano.

Fundamentalmente con los esquemas que ya posee, es decir, con lo que ya construyó en su relación con el medio que le rodea. Dicho proceso de construcción depende de dos aspectos fundamentales: 23 24 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 5 of En nuestro caso, hemos optado por la propuesta de César Coll, para tomarla como marco explicativo en este capítulo vea la figura 2.

Figura 2. Tomado de Coll, En esta obra no pretendemos dar una explicación exhaustiva de las diversas corrientes psicológicas que convergen en las posturas constructivistas de sus convergencias y contrapuntos, o de los riesgos epistemológicos y educativos de su integración , pero el lector que así lo desee puede profundizar en el tema, para lo que brindamos bibliografía especializada.

Puede consultar las obras de Baquero et al. Cabe mencionar que en el campo educativo, por lo menos en algunos contextos, se suele equiparar al constructivismo con la psicología genética de Jean Piaget, la cual es considerada como la teoría constructivista emblemática.

No obstante, se debe reconocer que en el trabajo de la escuela de Ginebra rige una mirada epistemológica antes que educativa, y su atención se dirige a ofrecer una respuesta a la siguiente cuestión, planteada por el propio Piaget: ¿cómo se pasa de un estado de menor conocimiento a otro de mayor conocimiento?

Se ha afirmado, con justificación, que esta teoría constituye una síntesis original y no sólo una versión ecléctica de la polémica empirismo-innatismo, pues Piaget desarrolló un modelo explicativo y metodológico muy original para explicar la génesis y evolución de las formas de organización del conocimiento, situándose ante todo en el interior del sujeto epistémico.

No se debe soslayar ni disminuir el impacto de la obra piagetiana en los temas educativos y en la psicología del desarrollo; su legado es de los más importantes del siglo xx: la visión del alumno como aprendiz activo y autónomo moral e intelectualmente; el papel antiautoritario del profesor; el énfasis en las metodologías educativas activas y por descubrimiento; la crítica a la evaluación enfocada a seleccionar respuestas cerradas; el viraje del campo del currículo cuando toma como referente principal el nivel de desarrollo cognitivo del estudiante que aprende son sólo algunas de sus aportaciones.

Sin embargo, en las dos últimas décadas del siglo xx, el enfoque piagetiano recibió críticas importantes, por su aparente desinterés en el estudio del papel de la cultura en el aprendizaje y el desarrollo, y por dejar de lado una explicación de los mecanismos de influencia social.

Por el contrario, durante estas décadas atestiguamos un marcado resurgimiento de la psicología sociocultural. La unidad de análisis de esa teoría es la acción humana mediada por herramientas como el lenguaje, de ahí la importancia que otorga al análisis de los intercambios o prácticas discursivas que 24 25 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 7 of Desde esta postura, las tradiciones culturales y las prácticas sociales regulan, transforman y brindan medios de expresión al psiquismo humano, que se caracteriza más por la diversidad étnica o cultural que por la unicidad de lo psicológico.

En el terreno educativo, esto se traduce en la importancia otorgada a la función mediadora del profesor y en la potencial presencia docente que los propios pares llegan a ejercer en episodios de enseñanza recíproca o colaborativa. Jean Piaget Nació en Neuchätel, Suiza.

Fue biólogo de profesión y psicólogo por necesidad. Elaboró una teoría sobre el desarrollo de la inteligencia, que resultó de las más influyentes en el campo de la psicología evolutiva y en el de la psicología en general.

Sus escritos en Epistemología y Psicología genética, pese a no haber sido hechos con este fin, han sido inspiradores de numerosas experiencias e implicaciones educativas en los últimos cincuenta años.

Lev Vigotsky Nació en Orsha, Bielorrusia. Desde su adolescencia estuvo profundamente interesado en la literatura y las humanidades, donde adquirió una formación sólida.

Estudió Derecho en la Universidad de Moscú. En CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 8 of Su obra ha generado un profundo impacto en el campo de la Psicología y la Educación, en especial luego de su descubrimiento en Occidente a partir de la década de los sesenta del siglo xx.

David P. Ausubel Nació en Nueva York, Estados Unidos. Estudió Psicología en la Universidad de Nueva York. Su obra se inserta dentro de la Psicología cognitiva estadounidense. En los escritos de Ausubel se refleja una firme preocupación por la definición del estatuto de la Psicología de la educación en relación con la Psicología general.

Su teoría sobre el aprendizaje significativo constituye uno de los aportes más relevantes dentro de la teoría psicopedagógica actual. CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 9 of El lector encontrará la prevalencia de un constructivismo endógeno o intrapsíquico psicología genética y cognitiva , o bien de tipo social o exógeno enfoque sociocultural.

Cuadro 2. Una cuestión abierta al debate es la posible complementariedad de las explicaciones entre los distintos constructivismos — endógeno y social— dado que los diversos focos de investigación y unidades de análisis que éstos enfatizan en sus programas de investigación, según opinión de varios autores, más que ser antagónicos deberían ser complementarios e integrables.

Estos argumentos los sostienen autores que plantean la necesidad de desarrollar propuestas de integración entre los constructivismos endógenos particularmente entre las propuestas piagetiana y cognitiva , con los constructivismos exógenos el sociocultural y algunas versiones construccionistas discursivas o lingüísticas vea Hernández, ; Coll, ; Salomon, La aproximación constructivista del aprendizaje y la enseñanza Como dijimos, aunque los enfoques constructivistas difieren entre sí, comparten el principio de la importancia de la actividad mental constructiva del alumno para la realización de los aprendizajes escolares.

Dicho principio consiste en lo que Coll llama la idea fuerza constructivista, dado que es la idea fuerza más potente y también la más ampliamente compartida […] conduce a concebir el aprendizaje escolar como un proceso de construcción del conocimiento a partir de los conocimientos y las experiencias previas y la enseñanza como una ayuda a este proceso de construcción.

La concepción constructivista del aprendizaje escolar encuentra sustento en la idea de que la finalidad de la educación que se imparte en las instituciones educativas es promover los procesos de crecimiento personal del alumno, en el marco cultural del grupo al que pertenece.

Estos aprendizajes no se producirán de manera satisfactoria si no se proporciona una ayuda específica, a través de la participación del alumno en 26 27 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 11 of Así, la construcción del conocimiento escolar puede analizarse desde dos vertientes: Los procesos psicológicos implicados en el aprendizaje.

Los mecanismos de influencia educativa para promover, guiar y orientar dicho aprendizaje. Diversos autores han postulado que es mediante la realización de aprendizajes significativos que el alumno construye significados que enriquecen su conocimiento del mundo físico y social, potenciando así su crecimiento personal.

De esta manera, los tres aspectos clave que el proceso instruccional debe favorecer serán el logro del aprendizaje significativo, la recuperación comprensiva de los contenidos escolares y la funcionalidad de lo aprendido.

La postura constructivista rechaza la concepción del alumno como un mero receptor o reproductor de los saberes culturales. Tampoco acepta la idea de que el desarrollo es la simple acumulación de aprendizajes específicos. La filosofía educativa que subyace a estos planteamientos indica que la institución educativa debe promover el doble proceso de socialización y de individualización; éste permitirá a los educandos construir una identidad personal en el marco de un contexto social y cultural determinado.

De acuerdo con Coll la concepción constructivista se organiza en torno a tres ideas fundamentales: CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 12 of El alumno es el responsable último de su propio proceso de aprendizaje.

Él es quien construye o más bien reconstruye los saberes de su grupo cultural, y puede ser un sujeto activo cuando manipula, explora, descubre o inventa, incluso cuando lee o escucha la exposición de los otros.

La actividad mental constructiva del alumno se aplica a contenidos que poseen ya un grado considerable de elaboración. Esto quiere decir que el alumno no tiene en todo momento que descubrir o inventar en un sentido literal todo el conocimiento escolar.

Debido a que el conocimiento que se enseña en las instituciones escolares es en realidad el resultado de un proceso de construcción en el nivel social, los alumnos y profesores encontrarán ya elaborada y definida una buena parte de los contenidos curriculares.

La función del docente es engarzar los procesos de construcción del alumno con el saber colectivo culturalmente organizado.

Esto implica que la función del profesor no se limita a crear condiciones óptimas para que el alumno despliegue una actividad mental constructiva, sino que debe orientar y guiar explícita y deliberadamente dicha actividad. Pensar e interpensar: los procesos de aprendizaje dependen de la naturaleza personal y endógena del mismo, pero también tienen un importante componente interpersonal y social.

Así, aprender un contenido quiere decir que el alumno le atribuye un significado, construye una representación mental a través de imágenes o proposiciones verbales, o bien elabora una especie de teoría o modelo mental como marco explicativo de dicho conocimiento.

Construir significados nuevos implica modificar los esquemas de conocimiento previos, lo que se consigue al introducir elementos nuevos o al establecer nuevas relaciones entre dichos elementos. Así, el alumno podrá ampliar o ajustar dichos esquemas o reestructurarlos a profundidad, como resultado de su participación en un proceso instruccional.

En todo caso, la idea de construcción de significados nos refiere a la teoría del aprendizaje significativo, que se explicará en el siguiente apartado. El aprendizaje signifcativo en situaciones escolares David Ausubel fue un psicólogo educativo que a partir de la década de los sesenta dejó sentir su influencia, a través de una serie de elaboraciones teóricas y estudios relevantes, acerca de cómo se produce el aprendizaje en el ámbito escolar.

Su obra y la de algunos de sus más destacados seguidores Ausubel, ; Ausubel, Novak y Hanesian, ; Novak y Gowin, han guiado hasta el presente no sólo múltiples experiencias de diseño e intervención educativa, sino que en gran medida han marcado los derroteros de la Psicología de la educación, en especial del movimiento cognoscitivista de la época.

Es reconocido como uno de los pioneros de la Psicología instruccional cognitiva y su legado ha sido recuperado por los principales autores del constructivismo educativo contemporáneo. Con seguridad, la mayoría de los docentes, alguna vez, se ha topado con la noción ausubeliana de aprendizaje significativo en sus programas de estudio, en experiencias de formación o lecturas sobre teorías del aprendizaje y enfoques didácticos.

CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 14 of Podríamos caracterizar su postura como constructivista el aprendizaje no es una simple asimilación pasiva de información literal, ya que el sujeto la transforma y estructura e interaccionista los materiales de estudio y la información exterior se interrelacionan e interactúan con los esquemas de conocimiento previo y las características personales del aprendiz.

Concibe al alumno como un procesador activo de la información, y dice que el aprendizaje es sistemático y organizado, pues en su forma más elaborada consiste en un fenómeno complejo que no se reduce a simples asociaciones memorísticas.

Aunque señala la importancia que tiene el aprendizaje por descubrimiento dado que el alumno reiteradamente descubre nuevos hechos, forma conceptos, infiere relaciones, genera productos originales , considera que no es factible que todo el aprendizaje significativo en el aula deba ocurrir por descubrimiento.

Antes bien, propugna por el aprendizaje verbal significativo, que permite el dominio de los contenidos curriculares que se imparten en las escuelas, sobre todo, de aquellos contenidos científicos que tienen un carácter conceptual.

Tipos y situaciones del aprendizaje escolar De acuerdo con Ausubel, hay que distinguir entre los tipos de aprendizaje que pueden ocurrir en el aula.

En primer lugar se diferencian dos dimensiones posibles del mismo: 1. La que se refiere al modo en que se adquiere el conocimiento. La relativa a la forma en que se incorpora el conocimiento en la estructura de conocimientos o en la cognitiva del aprendiz.

Dentro de la primera dimensión encontramos a su vez dos tipos de aprendizaje posibles: por recepción y por descubrimiento; y en la segunda dimensión encontramos dos modalidades: por repetición y significativo.

La interacción de estas dos dimensiones se traduce en las denominadas situaciones del aprendizaje escolar: aprendizaje por recepción-repetitiva; por descubrimiento-repetitivo; por recepción-significativa, o por descubrimiento-significativo. No obstante, estas 28 29 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 15 of El cuadro 2.

CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 16 of Aún en la actualidad, con frecuencia el currículo y la enseñanza priorizan modelos basados en el aprendizaje por recepción, es decir, en la adquisición de grandes volúmenes de material de estudio que comúnmente se le presentan al alumno.

Pero esto no necesariamente implica que recepción y descubrimiento sean excluyentes o completamente antagónicos; encuentran puntos de coincidencia cuando, por ejemplo, es posible vincular el conocimiento adquirido por recepción con situaciones en las que la meta sea resolver problemas académicos y de la vida diaria por medio del descubrimiento, y porque a veces lo que se aprende de este modo conduce al redescubrimiento planeado de proposiciones y conceptos conocidos.

Es evidente que el aprendizaje significativo es más importante y deseable que el aprendizaje repetitivo en lo que se refiere a situaciones académicas, ya que el primero posibilita la adquisición de grandes cuerpos integrados de conocimiento que tengan sentido y relación.

El profesor puede potenciar las experiencias educativas fuera del aula, para promover aprendizajes más significativos y situados. Esto quiere decir que procesamos primero la información que es menos inclusiva hechos y proposiciones subordinados y después ésta es subsumida o integrada por las ideas más inclusivas denominadas conceptos y proposiciones supraordinadas.

La estructura cognitiva está integrada por esquemas de conocimiento, que son abstracciones o generalizaciones que los individuos hacen a partir de los objetos, hechos y conceptos, y de sus interrelaciones.

Es indispensable tener siempre presente que en la estructura cognitiva del alumno existen una serie de antecedentes y conocimientos previos, un vocabulario y un marco de referencia personales, que constituyen un reflejo de su madurez intelectual.

Este conocimiento resulta crucial para el docente, pues de acuerdo con Ausubel es a partir del mismo que debe planearse el acto de enseñar, debido a que el conocimiento y experiencias previas de los estudiantes son las piezas clave de su potencial de aprendizaje: Si tuviese que reducir toda la psicología educativa a un solo principio, diría lo siguiente: el factor aislado más importante que influye el aprendizaje es aquello que el aprendiz ya sabe.

Averígüese esto y enséñese de acuerdo con ello. El aprendizaje significativo implica un procesamiento muy activo de la información por aprender. Así por ejemplo, cuando se aprende significativamente a partir de la información contenida en un contexto académico, se hace por lo menos lo siguiente: 1.

Se realiza un juicio de pertinencia para decidir cuáles de las ideas que ya existen en la estructura cognitiva del lector son las que se relacionan más con las nuevas ideas. Se determinan las discrepancias, contradicciones y similitudes entre las ideas nuevas y las previas.

Con base en el procesamiento anterior, la información nueva se reformula para hacer posible su asimilación en la estructura cognitiva del sujeto.

Hasta ahora se ha insistido en la continuidad que existe entre el modo y la forma en que se adquieren los conocimientos en relación con las posibles situaciones de aprendizaje escolar. En la figura 2. Condiciones que permiten el logro del aprendizaje significativo Para que el aprendizaje realmente sea significativo, se deben reunir las siguientes condiciones: que la nueva información se relacione de modo no arbitrario y sustancial con lo que el alumno ya sabe, en función de su disposición motivación y actitud por aprender, y de la naturaleza de los materiales o contenidos de aprendizaje.

CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 19 of El criterio de relacionabilidad sustancial no al pie de la letra , implica que si el material no es arbitrario, un mismo concepto o proposición puede expresarse de manera distinta y seguir transmitiendo exactamente el mismo significado.

Hay que aclarar que ninguna tarea de aprendizaje se realiza en el vacío cognitivo, aun tratándose de aprendizaje repetitivo o memorístico, se relaciona con la estructura cognitiva, aunque sea arbitrariamente y sin adquisición de significado.

Durante el aprendizaje significativo el alumno relaciona de manera no arbitraria y sustancial la nueva información con los conocimientos y experiencias previas y familiares que ya posee en su estructura de conocimientos o cognitiva.

Decimos que el significado es potencial o lógico cuando nos referimos al significado inherente del material simbólico que hay que aprender, debido a su propia naturaleza y sólo podrá convertirse en significado real o psicológico cuando el significado potencial se haya convertido en un contenido nuevo, diferenciado e idiosincrático en la estructura cognitiva de un sujeto particular.

Es decir, puede haber aprendizaje significativo de un material potencialmente significativo, pero también puede ocurrir que el alumno aprenda por repetición debido a la falta de motivación o disposición para hacerlo de otra forma, o porque su nivel de madurez cognitiva no le permite comprender contenidos de cierto nivel.

En este sentido resaltan dos aspectos: La necesidad que tiene el docente de comprender los procesos motivacionales y afectivos subyacentes al aprendizaje de sus alumnos, así como de disponer 31 32 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 20 of La importancia de conocer los procesos de desarrollo intelectual y las capacidades cognitivas en las diversas etapas del ciclo vital de los alumnos.

En el cuadro 2. Resulta evidente que las variables relevantes del proceso de aprendizaje significativo son múltiples y complejas, y que todas deben tomarse en cuenta en las fases de planeación, enseñanza-aprendizaje y evaluación.

Por una parte, el alumno cuenta con una estructura cognitiva particular, una idiosincrasia y una capacidad intelectual propias, una serie de conocimientos previos algunas veces, limitados y confusos , y una motivación y actitud para el aprendizaje propiciadas por experiencias previas en la institución escolar y por las condiciones actuales imperantes en ésta.

Por otra parte, también se toman en cuenta los contenidos y materiales de enseñanza, dado que si éstos no tienen un significado lógico potencial para el alumno, se propiciará un aprendizaje rutinario y carente de significado.

En el mapa conceptual de la figura 2. Basado en Ausubel, ; Novak y Gowin, ; Ontoria, A partir de lo expuesto hasta aquí, podemos sugerir al docente una serie de principios educativos que se desprenden de la teoría ausubeliana del aprendizaje verbal significativo, sobre todo para el caso del aprendizaje conceptual: 1.

El aprendizaje se facilita cuando los contenidos se le presentan al alumno organizados de manera conveniente y siguen una secuencia lógica-psicológica apropiada. Es conveniente delimitar intencionalidades y contenidos de aprendizaje en una progresión continua que respete niveles de inclusividad, abstracción y generalidad.

Esto implica determinar las relaciones de CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 22 of Los contenidos escolares deben presentarse en forma de sistemas conceptuales esquemas de conocimiento organizados, interrelacionados y jerarquizados, y no como datos aislados y sin orden.

La activación de los conocimientos y experiencias previos del aprendiz facilitará los procesos de aprendizaje significativo de nuevos materiales de estudio. El establecimiento de puentes cognitivos conceptos e ideas generales que permiten enlazar la estructura cognitiva con el material por aprender pueden orientar al alumno a detectar las ideas fundamentales, a organizarlas e integrarlas significativamente.

Los contenidos aprendidos significativamente por recepción o por descubrimiento serán más estables, menos vulnerables al olvido y permitirán la transferencia de lo aprendido, sobre todo si se trata de conceptos generales integradores.

Dado que el alumno en su proceso de aprendizaje, y mediante ciertos mecanismos autorregulatorios, puede llegar a controlar eficazmente el ritmo, secuencia y profundidad de sus conductas y procesos de estudio, una de las tareas principales del docente es motivarle y estimular su participación activa, y aumentar la significatividad potencial de los materiales académicos.

Estas ideas son retomadas por Reigeluth en su teoría de la elaboración aplicable al establecimiento de secuencias de aprendizaje. La teoría de la elaboración propone presentar en un principio los elementos más simples, 33 34 CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 23 of Esto propicia un aprendizaje en espiral, puesto que cada vez que se elabora uno de los elementos iniciales, se vuelve al punto de partida con el fin de enriquecer y ampliar el plano de conjunto.

Otras estrategias educativas de gran relevancia, derivadas de los planteamientos ausubelianos, son los mapas conceptuales creados por Joseph Novak y la estrategia heurística conocida como la Uve de Gowin Novak y Gowin, que han tenido una amplia difusión entre estudiantes y profesores.

En el capítulo 5 abordaremos ambas estrategias. Aunque los estudiantes no conozcan la teoría del aprendizaje verbal significativo y no hayan leído a David Ausubel o a sus seguidores, algunos estudios han revelado que los alumnos esperan que sus profesores promuevan este tipo de aprendizaje.

Los estudiantes desearían que sus docentes acercaran el conocimiento escolar al mundo real y a la esfera de sus intereses o motivos, que los apoyaran realmente a comprender lo que tienen que estudiar, para no tener que aprender de memoria contenidos que les resultan ajenos Díaz Barriga, La VOZ del estudiante En el contexto de un curso de Psicología educativa, dos estudiantes universitarias representaron de la siguiente manera sus ideas acerca del aprendizaje significativo con la intención de enviar un mensaje a sus compañeros de grupo: CAPÍTULO 2: Constructivismo y aprendizaje significativo Page 24 of Te ofrecemos el componente.

Es la nueva forma de aprender de manera significativa. Indisposición profesor-alumno. Actitud pasiva o negativa. Exceso de material de estudio arbitrario y sin sentido. Récords al Aire Libre Historiales de Campeonatos de España Historiales Selección Española Gabriel M.

La Asamblea General de la RFEA está integrada por miembros: a partir Responsable de Informatica TARRIÑO HERNANDEZ, JOSE MANUEL informatica rfea. Jefe de Prensa y Director Revista CEBRIAN MARTINEZ, GERARDO prensa rfea.

Responsable Internet y Estadistica HERNANDEZ RUBIO, JOSE LUIS estadistica rfea. Formacion, metodologia, rel. ENE-Document ALVAREZ ORTIZ, JUAN CARLOS ene rfea.

Fisioterapeuta - Madrid RAFAEL ROMAN, MANUEL ALEJANDRO fisioterapia rfea. mostrándoles la marca en la prueba y en las afines que sirven para ser admitido en esa prueba.

directamente si no tuviese coste. Federaciones Autonómicas, antes del 1 de agosto, el impreso oficial debidamente cumplimentado. de video-finish, jueces y oficiales designados por la RFEA, control de dopaje, premios a atletas, etc. número mínimo de Países Miembros afiliados a la IAAF.

Maratón, 25km, 30km, Maratón, km y Maratón por Relevos estén homologados por la RFEA. en los Apartados anteriores. Esta prohibición no afectará a los atletas con licencia por la Federación Autonómica donde se dispute la prueba. normativa IAAF o bien poseer licencia RFEA. de mezclarse sus participantes respectivos.

ayuda económica art. los mismos se refleje la reglamentación RFEA de participación de atletas extranjeros. imposibilidad de participar en la prueba, proporcione datos erróneos para poder hacerlo.

retendrá el premio hasta que el atleta presente la documentación que permita su participación en la prueba. concepto de licencia de día en el caso de que la prueba hubiese estado en el Calendario RFEA.

Las competiciones que serán incluidas en el Calendario Nacional, son las indicadas en los puntos 3. atletas aunque si podrán aparecer como persona de contacto de atletas si el organizador así lo solicita.

alegadas para su no celebración antes de cumplirse 15 días de la recepción del impreso. recibir comunicación por parte de la Federación Autonómica se considerará aceptado por silencio administrativo.

Las competiciones deberán ajustarse en su denominación a la categoría con que están inscritas. Por ej. Internacionales y Nacionales de Campo a Través, Marcha, Ruta y Reuniones en Pista al Aire Libre o en Pista Cubierta. Uno deberá ser entregado en la Federación Autonómica donde se celebre la competición.

conceder o no la autorización de la organización. El otro impreso deberá estar en posesión de esta RFEA antes del 1 de septiembre. corporales y el 18 de noviembre de con un límite de 1. ver anexo IV. controles de dopaje fuera de competición y en competición, con prioridad en los Campeonatos de España.

Cualquier organizador puede ser requerido por la AEPSAD para realizar controles en su competición. controles de dopaje. voluntaria, debiendo realizar la solicitud al Departamento Anti-dopaje de la RFEA antidopaje rfea. recogida y los portes de la bolsa con el material.

menos uno debe ser a una mujer, y un atleta español que puede ser o no la misma persona. premios ni fijos de salida a los atletas que efectúen control de dopaje hasta conocerse los resultados. La responsabilidad del sorteo y firma del acta, así como del cierre de la saca es del Agente encargado del control.

máximo de facilidades para los medios de comunicación incluido el acceso a la zona de meta. Los fotógrafos deberán estar debidamente acreditados e identificados durante la competición. organización y tomar las decisiones oportunas para el correcto desarrollo de la competición.

la prueba siendo este Juez la máxima autoridad sobre la clasificación y cronometraje de la prueba. control técnico de la competición, siendo los gastos ocasionados a cargo del Organizador.

anexo II. una antelación mínima de 1 mes. de la misma. esta RFEA el estudiar la ejecución del citado aval. Cronometraje para obtener su máxima colaboración hacia el JJT. para la categoría masculina y femenina en sus 3 primeras posiciones de la Clasificación General Absoluta. expediente sancionador por alineación indebida art.

la IAAF. Asimismo se compromete a informar a esta RFEA de los atletas españoles invitados. participantes, con la indicación del representante de atletas de cada uno de los atletas contratados. Comisión de Organizadores, podrá sancionar al organizador, con cargo al aval presentado.

impreso que se produzca carteles, folletos, listas de salida y resultados, página web, etc. por reglamento se podrá colocar en un lugar, lo más próximo posible, siempre previa petición a la RFEA.

La prueba popular, de disputarse, se recomienda sea sobre m. Los circuitos de Campo a Través, deben ser en su totalidad de césped o tierra y debe tener un mínimo de 2.

puede admitir una vuelta más pequeña para ajustar la distancia total. Organizador, un circuito de menos de 2. atletas se hubiesen clasificado en la temporada anterior entre los 50 primeros del Ranking Mundial Absoluto. Se realizarán carreras independientes. Los Hombres y las Mujeres deben competir con diferente horario.

pudiéndose hacer pruebas mixtas en las categorías veterano, infantil, alevín y benjamín. que finalicen la carrera. masculina y femenina. En las pruebas 1. ranking mundial, europeo y español. La presencia en más de un ranking no es acumulable. Se puntúan los 75 primeros , , ´5, , ´5, ….

primeros 80, 60, 50, 47, 46, esta puntuación para el Campeonato la temporada anterior. Los 30 primeros 80, 70, 60, 54, 52, temporada anterior y los 5 primeros 15, 12, 9, 6 y 3 al 5º del Cto España Promesa de Campo a Través.

Se elige la puntuación más alta obtenida por el atleta entre los 3 Campeonatos. Se puntúan los 75 primeros , , ´5, , ´5,. Se elige la puntuación más alta obtenida por el atleta entre los 2 Campeonatos. hombres como en mujeres. suficiente con que al menos la salida o llegada sea en el circuito.

y 12m 2. misma fecha. mismo fin de semana, salvo pacto entre los organizadores. el año anterior. mismos criterios que a las pruebas del Calendario Nacional.

promedio de los 3 últimos años superior a la última prueba clasificada la temporada siguiente la sustituirá. imputables al organizador, o llevara menos de tres años en el mismo, igualmente se dividirá por tres.

atletas extranjeros máximo 4 hombres y 4 mujeres no considerándose estos atletas a la hora de puntuar la prueba. aceptadas otras distancias, que, por su tradición en la localidad donde se celebra la competición, lo aconseje.

By Jura

Related Post

1 thoughts on “Premiaciones Inmediatas Conseguidas”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *